«Adelantar la hora de la cena podría disminuir el riesgo de cáncer»

El estudio MCC Spain, donde se analizan los estilos de vida y el riesgo de cáncer habla de la alimentación como parte del problema y de la solución

R. R.
La Voz

Marina Pollán es directora del Centro Nacional de Epidemiología del instituto de Salud Carlos III. Este lunes ha participado en el curso de verano sobre oncología integrativa de la USC, organizado en colaboración con el centro de talasoterapia de Oia.

-Usted ha liderado el estudio MCC Spain, que analizaba los estilos de vida, factores de prevención y el riesgo de cáncer ¿Qué conclusión destacaría de la investigación?

-Uno de los resultados más consistentes que ha aportado el estudio es el efecto nocivo de una dieta occidental con un alto consumo en carne, lácteos grasos o en comida procesada que aumenta el riesgo de cáncer de estómago, mama o próstata. Mientras que una alta adherencia a la dieta mediterránea reduce el riesgo de padecerlos.

-¿Han aportado nuevos datos al estudio sobre factores de prevención?

-Sí. En un artículo más reciente, pese a que todavía se tendría que confirmar en estudios posteriores, revelamos que resulta más beneficioso adelantar la hora de la cena, pues parece que podría disminuir el riesgo de tumores hormonodependientes. Nosotros pensamos que puede estar relacionado con los ritmos internos del propio organismo y con el paro metabólico.

-¿Por qué la alimentación tiene un papel clave como factor de prevención?

-La alimentación es parte del problema y de la solución. La obesidad está relacionada con el desarrollo de tumores, y precisamente, es a través de la comida cómo los números crecen. El balance existente entre el ejercicio, otro factor con efecto protector, y lo que comemos es determinante. Al igual que no adoptar conductas alimentarias que son más recientes y nada saludables, como la disponibilidad de alimentos altamente energéticos.

-¿Que otros factores de prevención se deben tener en cuenta?

-No fumar, pues es la causa del 90 % de los tumores de pulmón. Conseguir un balance energético. Evitar una exposición excesiva al Sol, a pesar de que sea necesario recibir vitamina D, que nos protege del cáncer de colon, y algunos datos también lo relacionan con el cáncer de mama. Y, por supuesto, no consumir alcohol.

-Según los últimos datos del INE y el Ministerio de Medio Ambiente un 3 % de las muertes en España están causadas por factores asociados a la contaminación.

-Evitarlo podría ser otro factor de prevención, pues está relacionada con el cáncer de pulmón. El ejemplo se ve en China, con las tasas más altas de esta enfermedad, donde hay ciudades con niveles de contaminación altísimos y con una población que fuma muchísimo. Tenemos que hacer todo lo posible para respirar un aire saludable y beber un agua saludable.

-¿Es necesario que los pacientes mantengan los factores de prevención como hábitos saludables después de superar un cáncer?

-Sí, y es una pregunta muy importante. Las agencias internacionales que hacen una revisión de todo lo relacionado con los factores de prevención y el cáncer lo confirman en sus recomendaciones. Las personas que han tenido un tumor tienen más riesgo de volver a tenerlo. Y, además, cada vez hay más estudios en los que vemos que los mismos factores que aumentan el riesgo de cáncer, como la obesidad, son también factores pronósticos.

-¿Por qué el cáncer de mama cuenta con tantas mujeres que lo padecen?

-Aumenta con el desarrollo de la sociedad, porque el factor protector más importante es tener un hijo muy pronto. Además, la probabilidad de tenerlo aumenta a medida que avanza la edad

-¿Hay sectores de la población con un mayor riesgo?

-La edad es un factor de riesgo. Otro sería la obesidad después de la menopausia. Y uno más desconocido es la cantidad de tabaco que hayas fumado antes de tener un hijo.

-¿Hay un porcentaje de los cánceres que se podrían prevenir evitando los factores de riesgo?

-La OMS estima que un 40 % de las muertes por cáncer se podrían evitar.

«Si a tener cáncer le sumas el ser mujer y tener más de 40 años, te quedas en el paro»

Andrea Presedo

Se registran trabas laborales que afectan tanto a pacientes oncológicos como a sus familiares

«Nosotros somos pacientes con cáncer, no de cáncer. No le pertenecemos». El talante de Begoña Barragáns al abordar estigmas derivados de la enfermedad es inspirador. Presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (Gepac), desde su fundación en el 2010, no tiene tapujos a la hora de hablar sobre un problema social muy grave: las desigualdades laborales que afectan a este colectivo. Son datos que se reflejan en el último informe del Gepac, en donde se identifica que el 70 % de los pacientes oncológicos se sienten incomprendidos por las empresas.

-¿Cuál es el perfil más común de personas que se enfrentan a trabas laborales?

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Adelantar la hora de la cena podría disminuir el riesgo de cáncer»