Curado de una leucemia el primer paciente tratado en España con la revolucionaria terapia Car-T

El niño, de 6 años, había sufrido dos recaídas y fue salvado con un tratamiento que financia la Seguridad Social

Los medicos, con la madre del niño tratado.
Los medicos, con la madre del niño tratado.

redacción

Un niño de seis años de Alicante se ha convertido en el primer paciente en ser curado en España con una leucemia linfoblástica aguda con la innovadora y revolucionaria terapia para el tratamiento del cáncer Car-T, que hasta el momento solo está aprobada en España para dos tipos de tumores sanguíneos. El pequeño recibió el tratamiento, financiado por la Seguridad Social, en el hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, uno de los tres autorizados por el momento por el Ministerio de Sanidad, junto al Vall D'Hebron, también de Barcelona, y el Niño Jesús de Madrid, para administrar el tratamiento.

El niño había sido derivado al área de Oncología del Sant Joan de Deu después de haber sufrido dos recaídas de la enfermedad y haber sido sometido a un trasplante de progenitores hematopoyéticos (trasplante de médula ósea). Después de haber recibido la novedosa terapia, ya ha regresado a su ciudad y ha podido retomar sus actividades habituales.

El pequeño recibió la terapia desarrollada por la multinacional farmacéutica Novartis que, junto con Gilead, son los únicos laboratorios que la han desarrollado, tanto para la leucemia linfoblástica aguda, el cáncer más frecuentes en niños, como para el linfoma B difuso de células grandes. Ambas son financiadas por la Seguridad Social y a corto plazo también se espera que se autorice el tratamiento para el mieloma, ya que los ensayos clínicos para este caso indican una remisión del tumor en el 90 % de los casos.

Las terapias Car-T, en este caso se empleo el Car-t 19, son un revolucionario tratamiento del cáncer que combina la inmunología e ingeniería genética para entrenar a las células T del sistema  inmune, de tal modo que puedan reconocer las moléculas que expresan las células tumorales y poder así destruirlas de forma selectiva y persistente.

Es un tratamiento personalizado, ya que consiste en realizar al paciente una extracción de sangre mediante aféresis -una técnica que permite separar los componentes de la sangre- para obtener linfocitos T, un típo de células del sistema inmunitario. Luego son modificados en laboratorio mediante técnicas de ingeniería genética para que expresen en su superficie el receptor Car-T, que es capaz de reconocer el antígeno tumoral CD19 que expresan las leucemias y linfomas de estirpe B y, de esta manera, destruir específicamente las células cancerígenas.

El hospital Sant Joan de Deu fue uno de los primeros en España que empezó a trabajar con Car-T, ya que en el 2016 fue el único centro español que participó en el ensayo clínico de registro realizado a nivel mundial por Novartis para demostrar su seguridad y eficacia y uno de los centros que más pacientes aportó.

En la actualidad hay tres centros autorizados por el ministerio para administrar el tratamiento, pero podrían ser más. De hecho, el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (Chus) ya ha iniciado los trámites para poder hacerlo también, solicitud que deberá ser remitida por la Consellería de Sanidade. El centro compostelano también aspira, en el futuro, a crear sus propias terapias Car-t, lo que reduciría de forma considerable el precio del tratamiento, que en su variante comercial ronda los 300.000 euros por paciente. En este campo, uno de los centros más avanzados es el Vall D'Hebron de Barcelona, que ya ha iniciado un ensayo clínico en pacientes con una terapia propia.

Galicia administrará la nueva terapia que revoluciona el cáncer, la Car-T

r. romar

El hospital de Santiago también ha presentado un proyecto para crearla en la comunidad

Car-T. Si no le suena el nombre puede empezar a familiarizarse con él, porque responde a la terapia que ha empezado a revolucionar el tratamiento del cáncer mediante la combinación de inmunología e ingeniería genética que entrena a las células T del sistema inmune para que reconozca las moléculas que expresan las células tumorales y poder así destruirlas de forma selectiva y persistente. En España ya ha sido aprobada para tratar ciertos tipos de leucemia linfoblástica aguda, que afecta en especial a la población infantil, y para el linfoma B difuso de célula grande, dos tipos de cánceres sanguíneos para los que en muchos casos los pacientes no responden a los tratamientos convencionales. Y en breve se espera autorizarla también para el mieloma, ya que los resultados indican la remisión total del tumor en más del 90 % de los casos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Curado de una leucemia el primer paciente tratado en España con la revolucionaria terapia Car-T