Nuevo ataque vandálico contra el patrimonio: la catedral de Santiago amanece con dos pintadas

El conselleiro de Cultura adelanta que asumirán la colocación de cámaras de vigilancia, si el Concello no asume su coste. Las pintadas atacan a la Iglesia, a los Borbones y a Vox

La catedral de Santiago amanece con dos nuevas pintadas Nuevo ataque vandálico al patrimonio gallego
O. Sánchez
Santiago / la voz

Siete meses después de que una figura del siglo XII de la catedral de Santiago apareciese con un grafiti que emulaba a uno de los miembros del grupo Kiss -una pintada que puso el foco en los ataques al patrimonio-, el templo compostelano vuelve a ser víctima de un acto vandálico.

En las inmediaciones de la escalinata de la propia fachada del Obradoiro se podía leer a primera hora (ahora ya está tapado) «Yo no salí de tu costilla, tú saliste de mi coño». Además, el conocido como Arco de Palacio, situado el conjunto histórico-artístico que forma parte del templo compostelano y que desemboca en la monumental plaza, ha amanecido con tres pintadas: «Guillotina Borbón»; «Gritaremos hasta quedarnos sin VOX»; y «no nos pararán».

Por ahora, nadie ha visto nada nada. Las cámaras de la plaza del Obradoiro no realizan grabaciones, por lo que no hay imágenes del momento del atentado contra el patrimonio. Las autoridades locales se han puesto en contacto con el director de la fundación catedral, Daniel Lorenzo, para recabar información acerca de la forma en la que se eliminará la pintada. Fuentes municipales indicaron que en cualquier caso se realizará siguiendo las directrices marcadas por los restauradores. 

La pintada que se realizó en la fachada del Obradoiro ya ha sido cubierta con una lona y en las próximas horas se empezarán a evaluar los daños. La Policía Científica acudió a media mañana al lugar para recabar datos e intentar identificar los autores de las pintadas. 

El Concello, al igual que ocurrió en agosto del 2018 cuando la fachada de Praterías de la Catedral de Santiago apareció con un rostro que imitaba el maquillaje de uno de los miembros más reconocibles de Kiss, el grupo estadounidense de rock duro, ha condenado esta agresión al patrimonio. El alcalde, Martiño Noriega, ha insistido en que «ningunha xusta reivindicación pode servir de coartada para atentar contra o patrimonio de todas e todos».

 Las nuevas pintadas al templo compostelano se producen tan solo unos días después de que en A Coruña, la colegiata de Santa María del Campo, una de las iglesias más reconocibles de la ciudad, catalogada como bien de interés cultural desde 1931, apareciese manchada con la lacra de las pintadas vandálicas. El templo amaneció con este lema: «Nin sumisas nin devotas»

El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, anunció que su departamento está dispuesto a asumir el coste de la instalación de cámaras de vigilancia en los alrededores de la Catedral de Santiago, en el caso de que el Concello «entenda que non é necesario o non o asuma»

Román Rodríguez lamentó este acto contra el Patrimonio, y recordó que se está haciendo un esfuerzo para dejar la catedral en perfecto estado, por lo que este tipo de actos son repulsivos. 

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, publicó un tuit en el que calificó las pintadas en la Catedral de Santiago y otras zonas como «una auténtica vergüenza». En su mensaje también pidió que «todo el peso de la ley caiga sobre sus responsables y que la parte de su cuerpo que puedan reivindicar en el futuro sea un cerebro mejor amueblado». 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

Nuevo ataque vandálico contra el patrimonio: la catedral de Santiago amanece con dos pintadas