Los trabajos del futuro quieren personas aún más humanas

Tamara Montero
Tamara Montero REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

juan salgado

Cerca del 35 % de los puestos de trabajo de España son susceptibles de ser automatizados; curiosidad, creatividad, habilidades sociales y gestión emocional serán competencias clave en la cuarta revolución industrial

06 sep 2019 . Actualizado a las 12:20 h.

Ya ha ocurrido más veces. Hay un cambio en el paradigma industrial. Empiezan a desaparecer empleos. Que son sustituidos por otros. Aun así, son estos, los actuales tiempos, revolucionarios. El mundo se enfrenta a la que ya ha sido bautizada como cuarta revolución industrial. Las máquinas toman el control. La automatización de los procesos y la inteligencia artificial van a transformar radicalmente el mercado laboral tal y como lo conocemos. Así que, ante el imperio de la tecnología, los humanos tienen que hacerse más humanos.

Cuatro de cada cinco escolares ejercerán en profesiones que todavía no se han inventado. El informe McKinsey calcula que la mitad del tiempo de trabajo podría ser realizado por máquinas inteligentes, y según un informe de Price Waterhouse Cooper, cerca del 35 % de los empleos en España son susceptibles de ser automatizados. No todos. Hay habilidades que no pueden sustituir las máquinas. Y sobrevivirán aquellas profesiones que requieren, sobre todo, creatividad e interacción humana.

«Hay como tres grandes vendavales». Como un gran cambio climático es como define Jordi Serrano, miembro del Future for Work Institute y de la Fundación Factor Humà, el cambio industrial que está operando en el mundo. El primer temporal es la deslocalización; el segundo, la automatización. El tercero, la polarización del mercado al que llevan las plataformas como Uber o Deliveroo, que cambian la manera en la que trabajamos. «Para el perfil poco cualificado, llevan a un escenario de precariedad, y para el más cualificado, todo lo contrario».