Reducen el operativo de búsqueda del «Senefand uno», del que no hay rastro

La mujer del patrón desaparecido cree que el Gobierno «podía haber hecho más»


vigo / la voz

Dos semanas después del naufragio frente a las costas de Senegal del Senefand uno, del que sigue sin hallarse el menor rastro, se ha reducido el operativo de búsqueda del pesquero en cuyo hundimiento desaparecieron tres personas: dos marineros senegaleses y el patrón, José Vicente Pazos, residente en Marín.

Profand, la compañía armadora con base en Vigo, participó hasta el miércoles en las operaciones de rastreo con el Senefand dos, gemelo del que se hundió. Un portavoz de la firma informó ayer que, ante el nulo resultado de los trabajos de búsqueda, habían decidido reincorporar el buque a sus tareas de pesca, también en las costas de Senegal. «Desgraciadamente, hasta el momento no ha sido posible recuperar a los tripulantes desaparecidos», señaló dicho portavoz, que añadió que la prioridad de la compañía en estos momentos «es continuar al lado de sus familias y garantizar su futuro».

Por otra parte, ha agradecido «la valiosa y desinteresada» ayuda, tanto de otras empresas armadoras presentes en la zona, como del destacamento de la Guardia Civil y de la Policía Nacional española en Dakar.

Al no haber funcionado la radiobaliza del buque, se supo desde el primero momento que iba a resultar muy difícil encontrar el pecio. Lo que se hizo fue partir de las últimas coordenadas del barco y trazar la posible trayectoria.

«Merecemos una respuesta»

La mujer del patrón desaparecido, Sandra Patricia Arias, se mostró ayer molesta por la escasa información de las autoridades españolas con la familia en lo concerniente a la marcha del operativo de búsqueda. Indicó que, además de las buenas palabras del primer día, esperaba de la Administración algo más. «Es indispensable que nos den una respuesta. Creo que mi familia y yo nos la merecemos».

Admite que al producirse el naufragio tan lejos, un operativo de búsqueda es «complicado». Sin embargo, sospecha que España podía haber hecho más. «La empresa puso las herramientas que tenía, pero los medios no llegaban, no pudieron localizar dónde se hundió el buque, los medios eran escasos».

Añade Arias que no duda de la colaboración de todas las personas que participaron en la búsqueda, pero sí cuestiona que no fuesen más, al menos desde el punto de vista de la Xunta y el Estado. Lamentó asimismo que algunos interrogantes todavía sigan en el aire. No se sabe el lugar exacto del suceso. «Tampoco me explico por qué no salió al aire la baliza o por qué no emitió señales», afirmó. Sandra, que conoce de primera mano cómo fue el accidente porque se reunió con el otro superviviente español del naufragio, insistió en la necesidad de que la Administración le resuelva las incógnitas que aún persisten sobre la búsqueda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Reducen el operativo de búsqueda del «Senefand uno», del que no hay rastro