Los juzgados gallegos dictan cada día cuatro medidas de protección a mujeres

Las llamadas al 016 y las denuncias por violencia machista bajaron en el 2018

Imagen de archivo de una protesta contra la violencia machista ante el Parlamento de Galicia
Imagen de archivo de una protesta contra la violencia machista ante el Parlamento de Galicia

redacción / la voz

Tres víctimas mortales. 1.173 nuevos expedientes de violencia machista abiertos por el Punto de Coordinación das Ordes de Protección de la Xunta. 1.583 medidas de protección comunicadas por los juzgados (4,3 de media cada día), 4.763 denuncias en los nueve primeros meses del 2018, 3.057 llamadas al 016. Son algunos de los datos que configuran la realidad de la violencia machista en Galicia en el año 2018. Detrás de ellos, miles de mujeres y niños víctimas del miedo y del maltrato.

Las cifras del 2018 son ligeramente inferiores a las del ejercicio anterior: hay menos denuncias y menos llamadas de alerta al 016. Pero esto no significa necesariamente que haya menos casos. «A violencia machista é un dente de serra -explica de manera gráfica la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella-, unhas veces sube e outras baixa». Hace algunos meses, en plena huelga de la Justicia en Galicia, se alertaba sobre la posibilidad de que esta influyese en la disminución de las denuncias. La fiscala autonómica de violencia sobre la mujer, Rosalina Carrera, lo negaba hace algunas semanas: «Depende de los trimestres hay repuntes hacia arriba o hacia abajo. Quizás alguna influencia tuvo, pero los servicios de violencia sobre la mujer entraban dentro de los servicios mínimos, igual que las órdenes de protección». La secretaria xeral concuerda con este análisis.

 

De hecho, algunos de los datos desvelan que la evolución no es tan buena como la cifra de denuncias podría hacer pensar. El número de expedientes abiertos a lo largo del 2018, de hecho, subió con respecto a los del ejercicio anterior -1.173 frente a 1.154-. Esos expedientes son el traslado de las 1.583 medidas de protección comunicadas por los juzgados, una cifra menor que las 1.651 del año anterior. Y estas, a su vez, son consecuencia de las denuncias tramitadas por la Justicia, 4.763 en los tres primeros trimestres del 2018 frente a las 4.943 del mismo período del 2017.

Más ayudas

Para que las mujeres puedan salir de una situación de maltrato es necesario que pierdan el miedo a denunciar, pero también habilitar medidas para que puedan recomponer su vida. En este sentido, el balance estadístico de la Xunta desvela un aumento en la cifra de ayudas concedidas. Así, los expedientes de concesión de ayudas de pago único aprobados el año pasado fueron 91 -en el 2017 habían sido 66-, y las ayudas de pago periódico concedidas fueron 583 (417 en el 2017).

La aplicación del pacto de Estado contra la violencia machista ha permitido incrementar los fondos -a Galicia le corresponden ocho millones de euros cada año durante cinco ejercicios y a las entidades locales gallegas 1,2 millones- y poner en marcha nuevos programas. En ese sentido, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que tiene a su cargo la lucha contra la violencia machista, acaba de presentar un programa dotado con dos millones de euros para fomentar la contratación de víctimas en ayuntamientos. Ese mismo día anunciaba, en colaboración con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) una campaña de sensibilización a la que se destinarán 800.000 euros.

Reforzar la formación en la materia del personal al servicio de la Administración, la prevención en actividades culturales -el pasado verano se puso en marcha una campaña de prevención en los festivales de música- y la ayuda a los centros de información a la mujer, que la Xunta considera esenciales en la lucha contra la violencia machista, son algunas de las vías de trabajo en las que se incidirá en el marco de la colaboración abierta entre la Vicepresidencia y la Fegamp.

«Calificaron nuestro caso de urgente y nos dieron cita para 15 días después»

maría cedrón
Carmen se considera una «superviviente» de la violencia machista
Carmen se considera una «superviviente» de la violencia machista

Varias víctimas relatan cómo afrontan el comienzo de una nueva vida tras una denuncia

El anonimato es su escudo. Porque ella es una guerrera, pero es humana. En el tono de voz de Letizia (nombre supuesto) que se desliza a través del teléfono se percibe el terror, el miedo atroz que todavía tiene a un hombre, su padre. Porque fue ella la que, como explica su madre, Lucía (también nombre ficticio), dio el primer paso para salir de un infierno en el que llevaban años. Su historia es terrible. Asusta. Aún se estremecen cuando hablan. «Resultaba algo insoportable. Estábamos en un bucle del que no podíamos salir. Es muy difícil tomar la determinación de que tienes que hacer algo, pero por mi hija, por mí... Un día ocurrió algo y me decidí a denunciar. Acabamos dando el paso. En realidad fue la niña la que empezó a buscar por Internet cómo podíamos hacer, adónde podíamos acudir», recuerda Lucía.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Los juzgados gallegos dictan cada día cuatro medidas de protección a mujeres