En solo cinco años dos mil núcleos de población se han quedado sin vecinos

En el 2012 había 1.561 aldeas sin ningún habitante y hoy ya superan las 3.600

.

redacción / la voz

Galicia pierde población a pasos agigantados, y no solo se reduce el número de habitantes en conjunto sino que registra una situación mucho más grave: la desaparición de todos los vecinos de una aldea. Ahora mismo en la comunidad, según datos del Nomenclátor del Instituto Nacional de Estadística que se publicó ayer actualizado con datos del 2017, hay unos 3.677 núcleos de población vacíos. Esto supone más del doble de lo que había hace cinco años, cuando se contabilizaron 1.561 aldeas y pequeñas agrupaciones de casas en esa situación, unas 2.000 menos que ahora.

Los números dados a conocer ayer sitúan la despoblación en porcentajes importantes, ya que roza el 10 %: en Galicia hay 30.769 lugares diferenciados (desde casas aisladas a barrios de ciudades), con 3.677 aldeas vacías: en casi 1 de cada 10 núcleos de población no vive ya nadie.

En cifras absolutas, la situación es mucho más preocupante en la provincia de A Coruña que, por ejemplo, en la de Ourense, aunque en conjunto viven muchos más vecinos en la zona norte que en la provincia de interior. Pero si en Ourense hay 333 núcleos de población deshabitados, en A Coruña son 1.256. Esto se explica, en parte, porque el reparto de la población en Ourense está ligeramente más concentrado que en otras partes de Galicia, posiblemente porque a lo largo de la historia las condiciones han sido más complicadas para vivir aislados. Por ejemplo, en Ortigueira hay 236 aldeas y grupos de casas sin ningún vecino cuando el municipio ourensano con más pueblos deshabitados es Castro Caldelas, que registra 34 lugares sin habitantes.

En la provincia de Pontevedra la cifra de enclaves deshabitados va camino de los 500 (exactamente 487), mientras que Lugo tiene la mayor cifra de lugares en los que algún día hubo vecinos y que hoy se han quedado vacíos, 1.601. El municipio lucense en peor situación (en números absolutos) es Muras, con 106 lugares sin gente.

En todos los concellos de la provincia de Lugo existe algún enclave abandonado

Las casas abandonadas son una epidemia en Galicia, y hay un dato que ilustra la situación: según la información del INE, no hay ningún municipio de Lugo en el que todos sus núcleos estén habitados. Claro que en esta zona los concellos son bastante grandes y eso explica que todos tengan algún lugar sin vecindario.

En el otro extremo está Ourense. Esta es, de lejos, la provincia con más municipios (un total de cuarenta) donde todas sus aldeas tienen ocupantes (puede que solo vayan en vacaciones, pero al menos están en el padrón). Es el caso de Arnoia, Avión, Baltar, Beade, Beariz, Calvos de Randín, Castro do Val, Cualedro, Entrimo, Xinzo de Limia, Xunqueira de Ambía, Xunqueira de Espadañedo, Larouco, Laza, Lobios, Melón, Monterrei, Oímbra, Paderne de Allariz, Padrenda, Pereiro de Aguiar, Petín, A Porqueira, Pobra de Trives, Riós, A Rúa, San Cristovo de Cea, Sandiás, Sarreaus, Taboadela, A Teixeira, Toén, Trasmiras, A Veiga, Verea, Verín, Viana do Bolo, Vilamartín de Valdeorras, Vilar de Barrio y Vilar de Santos.

En orden decreciente le sigue Pontevedra, donde los siguientes ayuntamientos, veintitrés, no tienen a día de hoy aldeas sin habitantes: Barro, Baiona, Bueu, Caldas de Reis, Cambados, Campo Lameiro, Cangas, Catoira, Cuntis, Gondomar, O Grove, A Illa de Arousa, Moaña, Mondariz Balneario, Moraña, Pazos de Borbén, Portas, Poio, Pontecesures, Ribadumia, Salceda de Caselas, Sanxenxo y Soutomaior.

Y cierra la lista la provincia coruñesa, ya que los municipios con ocupación son solo dieciséis: Cabanas, Cambre, Cee, Corcubión, A Coruña, Ferrol, Lousame, Mugardos, Oroso, Padrón, Ponteceso, Rianxo, Sada, Tordoia, Touro y Zas. A Coruña es la única capital provincial con todos sus núcleos habitados, pero es que también es el territorio municipal más pequeño.

Una tendencia creciente

Cifras al margen, lo más grave es la tendencia que se puede ver en la comunidad. Cada año se pierden lugares habitados, y ahora mismo hay cientos de aldeas que tienen menos de diez vecinos, muchos incluso con una o dos personas solamente, y casi todas mayores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

En solo cinco años dos mil núcleos de población se han quedado sin vecinos