Los críticos con el PSOE presentan 17 dimisiones para forzar la salida de Sánchez, que se aferra al cargo

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

La dimisión de la mitad de los miebros de la Ejecutiva significaría la desaparición de este órgano y que el partido quedase en manos de una gestora.

28 sep 2016 . Actualizado a las 21:18 h.

Los miembros de la Ejecutiva del PSOE críticos con el secretario general, Pedro Sánchez, han presentado 17 dimisiones, dentro de la estrategia que han diseñado en los últimos días para precipitar la disolución de este órgano y forzar la caída del secretario general. Aunque los críticos dan por supuesto que si alcanzan a la mitad de este órgano (que ahora conforman 35 personas) el partido quedaría en manos de una gestora, que se haría cargo de la gestión de la formación, el secretario de Organización, César Luena, replicó por la tarde que Pedro Sánchez sigue liderando la formación y que deberá convocarse un comité federal para que, a su vez, convoque el congreso federal extraordinario en el que los militantes decidirán sobre el futuro de la secretaría general de la formación.

Después de la intervención de Luena, Antonio Pradas, hasta ahora responsable de Política Federal del PSOE, ha acudido a la sede socialista de Ferraz, donde no pudo entrar, para exigirle a la dirección encabezada por Pedro Sánchez que la Ejecutiva esta disuelta y que su obligación es cumplir la ley. En este sentido argumentó que debe reunirse la Comisión de Garantías para redactar un dictamen sobre los efectos de las dimisiones producidas. Pradas explicó que es una absoluta arbitrariedad que mañana se reúna la Ejecutiva del PSOE, porque ese órgano no existe ni tiene ninguna legitimidad para tomar decisiones. Además se ha referido al secretario de Organización como a un «compañero más».

17 dimisiones

Ante el enrocamiento del líder socialista en su postura de mantenerse en el cargo y defender la convocatoria de un congreso, los sectores del partido en desacuerdo con esta posición han decidido no esperar a la reunión del sábado y esta misma tarde 17 de sus miembros han optado por abandonar la ejecutiva.  Los encargados de entregar las firmas en la sede socialista de Ferraz han sido el secretario de Política Federal, Antonio Pradas, destacado dirigente de la federación socialista andaluza y número tres del partido, y Eva Matarín, secretaria de Inmigración y afín al exdirigente madrileño Tomás Gómez.