Los centros rurales, pocos pero muy preparados

Fuera de las urbes y sus áreas de influencia también se puede presumir de notas y aprobados

.Instituto de Becerreá
Instituto de Becerreá

redacción / la voz

La nota media de selectividad en Galicia (ABAU) en la fase obligatoria en el último curso ha sido 6, una media similar para colegios privados o institutos públicos. Sin embargo, las grandes cifras se las llevan los centros urbanos. Pero, ¿qué pasa fuera de las urbes y sus áreas de influencia? En la Galicia de los más de trescientos concellos, los institutos con bachillerato apenas se reparten en un centenar: 7 ciudades, 11 villas intermedias, 29 municipios con dos centros; y unos 60 con un único instituto.

Un repaso por las villas más pequeñas da un resultado sorprendente. Primero, porque, aunque únicos, pueden ser grandes o mínimos: de los 16 alumnos que envió Palas de Rei en tres años hasta los 190 de Caldas de Reis. Segundo, porque las notas pueden ser espectaculares. Y tercero, ninguno «suspendió» la prueba del curso pasado, aunque cuatro de ellos bajaron de cinco, pero sus medias de tres años superan esa barrera.

Institutos de todo tipo

En la parte alta de la tabla hay todo tipo de centros. En la última prueba se hizo conocido el Aquis Querquernis (Bande) por quedar segundo de Galicia con 7,3 de nota media. Le sigue el Terra de Xallas (Santa Comba), que alcanzó el 7,24 y lo situó en el cuarto lugar de la comunidad.

El grupo de los que pasaron de siete en el curso 2016/17 se completa con el San Rosendo, el instituto de Mondoñedo, con una nota total de 7,06. Es cierto que estos tres centros envían pocos alumnos cada año a la prueba de acceso a la universidad, pero son cifras (como el caso de los 68 estudiantes de Santa Comba en tres años) que tienen colegios e institutos urbanos, y con resultados mucho peores.

Más de 6,5 en el último examen lo sacaron de media los alumnos de diez institutos: Becerreá (6,85), Ribadeo (6,77), Valga (6,75), Negreira (6,71), Tomiño (6,64), A Guarda y Zas (6,59), así como A Pobra do Caramiñal y Celanova (6,54). Los tres últimos y Ribadeo tienen, además, un cien por cien de aprobados.

Entre un 6 y 6,5 hay otros 18 concellos, el 20 % de todos los gallegos que están en este grupo. Hay que tener en cuenta que siguen estando por encima de la media de la comunidad. Entre 6,4 y 6,3 están los institutos de A Cañiza (40 estudiantes en selectividad en tres años), Rianxo (96), Castro de Rei (50 y una media de nota de tres años de 6,5), Gondomar (77 alumnos y un 6,4 de media trianual) y Guitiriz (48 presentados).

Entre el 6,3 y 6,2 se encuentran los centros de Sanxenxo (nada menos que 137 presentados y una media trianual de 6,62) y Teo (138 alumnos). El siguiente grupo, entre 6,2 y 6,1 está encabezado por Sada (118 y un 98??% de aprobados), y le siguen Curtis (57), Neda (44), Ponte Caldelas (47 y un 6,4 de media en tres cursos), Maceda (25 estudiantes, un cien por cien de aptos y un 6,31 de media trianual) y Melide (89 alumnos). Finalmente, entre 6,1 y 6 se contabilizan cinco centros: Rábade (41 presentados), Bueu (111 estudiantes), Palas de Rei (16), Brión (50) y Foz (98 alumnos con un 98?% de aprobados y un 6,57 de media en tres cursos).

Hay varios institutos que rozan el 6: Forcarei (5,98), Guitiriz (5,95), Vila de Cruces (5,92) y Pobra de Trives (5,89).

Como se puede ver, hay centros de las cuatro provincias (aunque Ourense es la menos representada), de diferentes tamaños y algunos situados en zonas absolutamente rurales mientras que otros se encuentran en las periferias urbanas.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Los centros rurales, pocos pero muy preparados