El Gobierno aguarda el aval de los expertos para armonizar impuestos

Cristina Porteiro
c. porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Eduardo Parra

Pondría fin a la competencia entre autonomías en herencias y patrimonio

20 ene 2022 . Actualizado a las 22:02 h.

Empieza la cuenta atrás para tomar el pulso a la reforma fiscal que el Gobierno desplegará en los próximos meses con tres objetivos en mente: aumentar la recaudación, la presión fiscal medioambiental y ajustar cuentas con las grandes fortunas. Aunque esa tarea conlleve cambios a los que algunas comunidades autónomas se resisten.

El Ejecutivo de Sánchez permanece a la espera de las recomendaciones que está deliberando a puerta cerrada el comité de expertos independientes designado para perfilar dicha reforma. Dos de sus miembros han desertado y hay cierto malestar por las continuas manifestaciones en torno a la conveniencia de avanzar en una mayor armonización fiscal entre las autonomías. No todos los expertos comparten esta visión. Sin ir más lejos, el catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra, Guillem López, aseguraba en diciembre del 2020 a Crónica Global: «No soy partidario de armonizar, sino de que cada palo aguante su vela». Por su parte, el también catedrático del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Vigo, Santiago Lago, insistía el pasado año en que «los impuestos patrimoniales no deberían estar en manos autonómicas».

El Ejecutivo gallego reclama «autonomía fiscal» efectiva y más financiación para compensar el coste que tienen la dispersión y el envejecimiento en la prestación de servicios. Una vía que le podría dar aire para no tener que subir la presión fiscal tras la rebaja decretada para este año en el IRPF, el impuesto de patrimonio y el de transmisiones (ITP) —sus efectos se notarán en el 2023—.