Las reestructuraciones bancarias se cobran 20.000 empleos en dos años

Redacción LA VOZ

ECONOMÍA

CAIXABANK

CaixaBank presenta el mayor ERE del sector financiero: 8.291 trabajadores

21 abr 2021 . Actualizado a las 09:07 h.

La consolidación del sistema bancario español tiene su precio. CaixaBank presentó este martes a los sindicatos su plan de reestructuración del grupo tras la fusión con Bankia. Como explicó la propia entidad, «es necesario poner en marcha un expediente de regulación de empleo (ERE) para 8.291 contratos», el 18 % de la plantilla. El banco alega motivos productivos y organizativos, «dadas las duplicidades y sinergias derivadas de la fusión y las circunstancias actuales del mercado».

Se trata del ajuste de plantilla más abultado del sector bancario y el segundo mayor, en general, al menos desde 1999, cuando Telefónica pactó 10.800 despidos. Solo desde el 2019, la banca ronda los 20.000 empleos afectados por regulaciones de empleo. El ERE de CaixaBank se suma al que ha empezado a negociar el BBVA, que se estima afectará a unos 3.000 trabajadores, aunque la entidad no ha concretado la cifra.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, aseguró que si no se hubiera realizado la fusión entre CaixaBank y Bankia «estaríamos hablando de un volumen de trabajadores superior» afectados por el expediente. Montero apuntó esta valoración consciente de que el Estado controla el 16 % de la nueva CaixaBank. «Estamos haciendo esfuerzos titánicos a través de los ERTE durante la pandemia», se justificó para añadir que habría «que ver qué circunstancias» rodean al ajuste.

Frente al modelo anterior de ERE, que priorizaba las prejubilaciones para dar salida a los trabajadores de mayor edad y próximos a su retiro, en esta ocasión CaixaBank quiere enfocar su ajuste hacia las salidas voluntarias, independientemente de la edad de los empleados que se acojan al proceso. De hecho, pretende que el ajuste sea equilibrado y afecte en un 50 % a mayores de 50 años y la otra mitad a menores de esa edad. Esta idea ya ha sido planteada en otros ajustes puestos en marcha por grandes compañías. En caso de que no la adscripción voluntaria no sea suficiente para alcanzar el recorte fijado por la entidad, el resto de salidas se decidirán por criterio de mérito, a través de la valoración del desempeño profesional de los últimos años.

Noventa afectados en Galicia

De los 8.291 despidos propuestos, hasta 5.742 de ellos se ejecutarán en sucursales y unos 688 sobre filiales; mientras que 1.611 empleos se recortarán en servicios centrales y hasta 250 de ellos en direcciones territoriales. Además, según fuentes sindicales, Madrid sería la comunidad autónoma más afectada, con unas 1.500 salidas, seguida de Valencia (medio millar) y Murcia (unas 400). En el caso de Barcelona, afectaría a 595 trabajadores.

En Galicia serían 90: 39 en la provincia de A Coruña, 26 en Pontevedra, 17 en Ourense y ocho en Lugo.

El banco ha establecido cuatro grupos de salida para el ERE. Propone indemnizar con 20 días por año trabajado, con un tope de 12 mensualidades, a los mayores de 63 años. Los de entre 58 y 63, y más de 15 de antigüedad, se irían a casa con la mitad de la base de cotización, con descuento del desempleo y pago del convenio de la Seguridad Social. A los empleados de entre 55 a 58 años y al menos 15 de antigüedad se les ofrece el 50 % del salario regulador durante un máximo de dos anualidades. Y el resto de la plantilla tendría 25 días por año trabajado con un tope de 18 mensualidades.

CaixaBank se compromete a poner en marcha un plan de recolocación para que la gente que abandone la entidad encuentre un nuevo empleo.