Competencia autoriza la fusión de CaixaBank y Bankia

La Voz REDACCIÓN

ECONOMÍA

ALBERT GEA

El organismo impone condiciones para evitar exclusión financiera y endurecimiento de las comisiones

23 mar 2021 . Actualizado a las 18:45 h.

La Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) ha autorizado este martes la fusión de CaixaBank y Bankia con el compromiso de que el nuevo grupo tomará medidas efectivas para evitar la exclusión financiera que podría acarrear el cierre de oficinas, y para neutralizar un posible endurecimiento de las comisiones y condiciones comerciales, según ha informado Efe. 

El futuro banco será líder en España en los segmentos de banca minorista, pero la fusión afecta también a los mercados de emisión de tarjetas, datáfonos o TPV y cajeros, así como a la venta de seguros y la gestión de planes y fondos de pensiones.

Tras el análisis pormenorizado de todos estos mercados, la CNMC ha llegado a la conclusión de que la operación no supone una amenaza para la competencia en estos mercados, ya sea porque las cuotas resultantes «no son preocupantes» o porque existe la suficiente competencia.

Sin embargo, el análisis de la CNMC concluye que la operación sí podría suponer una amenaza en determinados ámbitos del mercado de banca minorista, especialmente en lo que se refiere a presencia en pequeñas localidades y acuerdos para el uso de cajeros.

El visto bueno de la CNMC era un requisito indispensable para poder materializar la fusión. El próximo lunes, Bankia cotizará en el Ibex 35 como parte de CaixaBank. Las entidades pasarán a ser una, dejando un hueco libre en el parqué que todavía no se sabe quién lo ocupará. 

BBVA y Sabadell rompen la fusión por las desavenencias en el precio

C. Vallejo / A. Estrada

Las conversaciones no prosperaron y la fusión entre BBVA y Sabadell ha saltado por los aires. La razón la dejó muy clara el banco catalán en el comunicado que envió a primera hora de ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV): no hubo acuerdo sobre los términos en que se efectuaría la ecuación de canje, la cuestión más determinante en una operación de estas características, puesto que marca el valor de cada entidad y, sobre todo, su peso en el futuro grupo. BBVA fue más discreto y en la nota que remitió al supervisor de los mercados, únicamente informó de que las conversaciones para la fusión habían terminado sin acuerdo.

Seguir leyendo