Cinco entidades se quedan con el 90 % del negocio bancario en Galicia

El actual nivel de concentración en la comunidad escala hasta cifras inéditas en Europa


redacción / la voz

El mercado bancario se achica en Galicia. En apenas diez años, de la veintena de grupos asentados en la comunidad se ha pasado a media decena de operadores que controlan el 90 % del dinero y de las sucursales en un territorio muy apetecible por su baja morosidad y elevado ahorro. Esa proporción es extraordinaria en Europa, donde solo se llega a un nivel tal de concentración en Grecia (97 % del mercado en manos de cinco bancos), Estonia (88 %) y Lituania (87 %).

Al frente figura la única entidad con sede social en Galicia, Abanca, que tutela entre el 35 y el 40 % del mercado, según se ponga el foco en depósitos captados o créditos concedidos. Por detrás, el Santander, con alrededor de un 26 % de cuota gracias al fuerte salto que ha dado al llevarse el Pastor, que controlaba previamente entre el 18 y el 20 por ciento; para Ana Botín, es el territorio con mayor cuota en España. La sede social se trasladará ahora de A Coruña (en el Cantón Pequeño, 1A) a Madrid (calle Velázquez, 34), donde se asienta el Popular. Sus implicaciones fiscales son inocuas, porque el Pastor ya consolidaba con su matriz.

Detrás de Abanca y Santander siguen BBVA y Caixabank, con unas cuotas que están entre el 12 y el 9 %, y finalmente el Sabadell, que se mueve entre el 5 y el 6 % y que mantiene el apellido del Banco Gallego en sus oficinas de la comunidad.

Esa reducción de operadores tiene dos consecuencias: sobre los clientes y sobre el empleo. En el primer plano, la competencia con cinco grandes marcas se antoja escasa: esa reducción puede conllevar una falta de oferta para la clientela gallega, o una concertación de precios al haber menos donde elegir. Pero en la actualidad hay un factor que ayuda al consumidor: hay más actores gracias a Internet.

Sobre el empleo, la cifra habla por sí sola: en nueve años, desde que arrancaron las fusiones, se ha pasado de 14.600 afiliados en el sector financiero a poco más de 9.500. Es uno de los sectores más castigados en la crisis.

El Banco Pastor desaparece tras 242 años de historia

R. Santamarta / A. Balseiro

El Santander decide poner fin a la ficha bancaria y retira la sede social de A Coruña. Mantiene de forma temporal la marca en sus oficinas de A Coruña

El Banco Santander ha decidido acelerar el proceso de integración del Banco Popular y del Pastor para reducir costes y mejorar ingresos. En un movimiento a varias bandas, ha terminado por absorber la segunda mayor entidad financiera de Galicia, un Pastor que queda así convertido en una mera marca comercial, sin consejo de administración (tenía cinco miembros), ficha bancaria propia ni sede social en A Coruña. Todo ello desaparece en favor primero del propio Popular, donde se integra inicialmente, para luego acabar disuelto dentro del grupo de Ana Botín, su dueño de facto desde el 7 de junio del 2017, cuando se produjo la resolución exprés del Popular.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Cinco entidades se quedan con el 90 % del negocio bancario en Galicia