El Banco Pastor desaparece tras 242 años de historia

R. Santamarta / A. Balseiro REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

MARCOS MÍGUEZ

El Santander decide poner fin a la ficha bancaria y retira la sede social de A Coruña. Mantiene de forma temporal la marca en sus oficinas de A Coruña

25 abr 2018 . Actualizado a las 08:14 h.

El Banco Santander ha decidido acelerar el proceso de integración del Banco Popular y del Pastor para reducir costes y mejorar ingresos. En un movimiento a varias bandas, ha terminado por absorber la segunda mayor entidad financiera de Galicia, un Pastor que queda así convertido en una mera marca comercial, sin consejo de administración (tenía cinco miembros), ficha bancaria propia ni sede social en A Coruña. Todo ello desaparece en favor primero del propio Popular, donde se integra inicialmente, para luego acabar disuelto dentro del grupo de Ana Botín, su dueño de facto desde el 7 de junio del 2017, cuando se produjo la resolución exprés del Popular.

El Pastor se queda únicamente con una dirección regional y con una marca que, salvo sorpresa, desaparecerá a lo largo del 2019. Lo hará una vez que se produzca la integración real de las oficinas de la segunda mayor red en Galicia, con unos 400 puntos repartidos por más de 150 municipios. Habrá una sola marca, la del Santander, y una única política comercial, que ya se lleva notando desde hace meses en las sucursales: han compartido Pastor, Popular y Santander el programa de pagos de la PAC, y también la cuenta 1,2,3 Profesional para autónomos (un producto ya con 75.000 altas).

Isabel Tocino no votó

La integración, que pone fin a 242 años de historia, se fraguó en tres consejos de administración este pasado lunes. Primero, los del Pastor y Popular Banca Privada aceptaron su fusión en el Banco Popular; y este, luego, decidió su absorción por el Santander.