Empresas lusas compran la mayoría de la madera quemada en Galicia

La industria acusa a la Xunta de lentitud en las pujas, lo que ha generado pérdidas


santiago / la voz

La mayoría de la madera que se quemó en la ola de incendios del pasado octubre en montes de titularidad pública y que ha salido a subasta ha ido a parar a empresas portuguesas, que son las que han mostrado un mayor interés. En concreto, de toda la madera subastada, cerca de un 47 % no se ha vendido, al quedar desiertas las pujas. Los datos muestran que, de los más de 241.000 metros cúbicos de madera licitada, más de 112.000 quedaron sin comprador. Lo más relevante es que aquello que sí se vendió fue a parar a manos de las firmas lusas, en especial en las provincias del sur, a pesar del compromiso que había mostrado la industria gallega tras la ola de incendios. Representativo es el caso de Ourense, en donde hasta el 60 % de la madera vendida a precios de mercado se marchó para Portugal.

La industria gallega, pese a haber mostrado menor interés en las pujas que los lusos, no ha dudado en acusar a la Xunta de mala gestión en lo que concierne a la materia prima que había ardido. «Aínda que a industria non lle interesa a madeira queimada, pactouse entre esta e as asociacións de propietarios manter os prezos, e pedíuselle a Medio Rural que axilizara os permisos de corta de madeira queimada e que paralizara os permisos de corta verde», asegura en un documento. El sector lamenta que, en contra de lo propuesto, se siguieron otorgando permisos para la corta de madera verde, mientras que en la quemada se produjeron retrasos en sacar las subastas. «O problema é que dende que ardeu a madeira ata que chegou á fábrica pasaron seis meses: a madeira de serra, que ten máis valor, pasado ese tempo xa se estragou; incluso informáronnos que algunhas comunidades de montes comenzaron a pedir responsabilidades patrimoniais», añade el sector.

La Xunta asegura que sacó a subasta el 100 % de la madera pública quemada antes de que acabar el 2017.

El clúster del sector reprocha a la Xunta que no defienda el rural

El presidente del Clúster da Madeira e o Deseño de Galicia, José Manuel Iglesias, compareció ayer ante la comisión parlamentaria de los incendios forestales, donde reprochó al Gobierno gallego que no defienda el rural, que entiende que es el único camino para evitar los fuegos.

«A principal causa dos incendios é o abandono, e para loitar contra o abandono é preciso que no rural haxa sostibilidade económica», manifestó Iglesias, antes de insistir en que «o rural non hai quen o defenda», ya que muchas veces se utiliza «como propaganda» para los electores urbanos.

Iglesias Vilas fue una de las cinco personas que ayer desfiló por la comisión de los incendios para aportar su punto de vista. Coincidió con alguno de los comparecientes en pedir que se aproveche la oportunidad del plan forestal de Galicia, en redacción, para poner orden en el sector.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Empresas lusas compran la mayoría de la madera quemada en Galicia