¿Es o no cancerígeno el glifosato?

Pese a la declaración de la OMS, no existe unanimidad científica sobre sus efectos tóxicos en la salud humana


redacción / la voz

El glifosato empezó a comercializarse en Estados Unidos en 1976 y en Europa en el 2002. En la actualidad es el herbicida más consumido del mundo porque es eficaz, rápido y barato. A día de hoy no existen alternativas en el mercado que ofrezcan similar rentabilidad para los agricultores. Es algo que saben los profesionales del campo gallego. Solo en uso agrario, Galicia gasta en este producto en torno a diez millones de euros al año. A ello hay que añadir su empleo en la limpieza de cunetas, aunque también es verdad que cada vez más hay un mayor número de municipios gallegos que se han declarado libres de glifosato. 

Pero la cuestión es otra. ¿Es o no cancerígeno? Sobre esta cuestión, y pese a la sentencia de Estados Unidos y a la propia declaración de la OMS, no existe unanimidad científica sobre sus efectos tóxicos en la salud humana. La Agencia Internacional del Cáncer (IARC), que depende del organismo sanitario, la ha catalogado de «probablemente cancerígena», lo que significa que «existe evidencia limitada de una asociación con el cáncer en seres humanos, pero pruebas suficientes de asociación con el cáncer en animales de experimentación». Las lámparas de bronceado, la carne procesada o los gases de combustión de los automóviles han recibido, por ejemplo, la misma catalogación. «Que sea probable es diferente a afirmarlo categóricamente», aclara Aaron Blair, de la IARC. Por contra, los estudios de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos o del Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos no consideran que el glifosato sea carcinogénico para los humanos. El debate sigue abierto.

Monsanto pagará 253 millones por no avisar del riesgo de cáncer del glifosato

r. romar
Además de para usos agrícolas, el glifosato también se utiliza en Galicia en la limpieza de cunetas
Además de para usos agrícolas, el glifosato también se utiliza en Galicia en la limpieza de cunetas

El herbicida, al que la UE renovó su autorización, es el más utilizado en Galicia

Era la primera vez que el glifosato se sentaba en el banquillo. Y perdió. El polémico herbicida, condenado de antemano desde hace años por las organizaciones ecologistas y puesto en el ojo del huracán por la Organización Mundial de la Salud, ya es oficialmente culpable. En una sentencia histórica, un jurado de San Francisco (EE.UU.) ordenó a la multinacional Monsanto, el fabricante del producto -el más empleado del mundo para eliminar las malas hierbas, también en Galicia-, a pagar 253 millones de euros por no advertir que el agente químico es potencialmente cancerígeno. El jurado lo ha responsabilizado del linfoma no Hodgkin -un cáncer en los linfocitos de la sangre- que sufre desde hace cuatro años Dewayne Johnson, el conserje de una escuela de Bencina (California) que entre el 2012 y el 2014 aplicó el compuesto, de las variedades RoundUp y RangerPro, durante su trabajo como jardinero.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

¿Es o no cancerígeno el glifosato?