Carlos Álvarez, presidente de Geosen: «El patrimonio geológico no es renovable»

Marta López CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

CEDIDA POR CARLOS ÁLVAREZ

LA ENTREVISTA DE DOMINGO | «Es una barbaridad poner un eólico junto a un penedo», asegura este geólogo, que aborda diversas cuestiones de actualidad

11 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Geólogo por la Universidad Complutense de Madrid, la trayectoria profesional de Carlos Álvarez García (67 años) ha abarcado casi todos los palos de esta disciplina: explotación de hidrocarburos, obra pública, riesgos geológicos, geotermia, explotación minera, hidrogeología.... Ya jubilado, ahora preside Geosen, una entidad sin ánimo de lucro de la que forman parte geólogos ya retirados con el objetivo de difundir y promover el conocimiento de esta ciencia. Excursiones, conferencias en las facultades y diferentes actividades son promovidas por esta asociación, que ha mostrado su apoyo al proyecto del Geoparque Costa da Morte y a la reivindicación de no instalar eólicos en el entorno de los Penedos de Pasarela.

-¿A su parecer se habla lo suficiente de geología en el momento actual?

-Para nada, necesita bastante más visibilidad. La geología es una forma de entender el paisaje y la historia de la tierra, y es fundamental para que todos los chavales comprendan el origen de todos esos elementos que les rodean: los valles, los bosques, los montes, las playas...

-Entender al patrimonio también incita a protegerlo. Mucho se habla estos días de los proyectos eólicos y de su impacto en el paisaje.

-La energía es renovable, pero el patrimonio geológico no lo es. Aquello que se destruye no se puede recuperar. Por eso desde Geosen hemos defendido la creación del Geoparque Costa da Morte, así como que no se instalen aerogeneradores en los Penedos de Pasarela y Traba.

-¿Dónde está el límite? ¿La elección de energías limpias justifica la implantación indiscriminada de estas infraestructuras?

-Nuestra entidad es firme defensora de la transición energética, pero pensamos que no tiene sentido lo que piensan hacer. Ya no solo debería haber una compensación a los habitantes de esa zona, sino que debería facilitársele a los ayuntamientos la promoción de las rutas para ver las formaciones y la creación de un centro de visitantes. La entidad que presido para nada está en contra de las energías renovables, y de hecho pronto llevaremos a un congreso a Vitoria una reflexión ante el calentamiento global. Personalmente prefiero este término, calentamiento global, antes que cambio climático.

-¿Por qué motivo prefiere esa denominación?

-Porque a lo largo de la historia ha habido diferentes episodios naturales de cambio climático, pero lo que está ocurriendo ahora es un calentamiento global generado por la mano del hombre desde la revolución industrial de finales del siglo XXI.

-Un siglo es un período de tiempo insignificante para la historia de un planeta, y sin embargo el daño causado es enorme.

-Geológicamente es un período de tiempo insignificante, efectivamente. Ha habido calentamientos mucho mayores, pero el actual es muy espectacular por el corto período de tiempo en el que se produce.