Galicia Innova

Inplasor: robots que valen para todo

Con un 90 % de sus clientes en el sector de la automoción, la actividad en la empresa se frenó tan en seco como lo hizo el resto de esa cadena. Pero enseguida decidió diversificar su actividad y emplear el plástico que no iba a los coches en elaborar pantallas faciales protectoras. Después llegarían las mamparas separadoras de ambientes que instalaron en colegios y otras dependencias.