«Vamos a ir al Hudson»

La conversación grabada con los controladores de tráfico aéreo demuestra la increíble sangre fría del piloto.