Las musas de Dolce&Gabbana

Los modistos Domenico y Stefano lo tuvieron claro: querían, y quieren, mujeres con personalidad y voluptuosas