Publicidad
Publicidad

Temas Fukushima

Ni el apagón nuclear ni la «descarbonización» del país parecen factibles. Mientras, ciudadanos y empresas pagan más cara la factura de la electricidad

Acaba de cumprir 50 e segue tan presumido coma sempre, aínda que diso non pode dar conta na pantalla porque sempre lle toca facer de malo. Desde YES fai un chamamento: «Estou farto de arrancar cabezas». Esperemos que non sexan as de Coronado ou Emma Suárez, os seus próximos compañeiros de reparto.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

La Voz al minuto

Publicidad

Lo más visto

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad