Plan de choque para sortear la crisis

El Gobierno chino activa una batería de medidas, como una bajada de impuestos, ayudas a las empresas y la flexibilización de su política monetaria, para contener la desaceleración