Modesto Raña con Hugo, su hijo de acogida

A los turistas les gusta la vendimia

Cortar uvas hasta llenar una caja, probar los primeros mostos directamente de la cuba o ver cómo llega la cosecha a las bodegas son atractivos que aumentan el interés por el enoturismo