Dos portentos y varios aspirantes

Nadal llega con más dudas que nunca a París, Djokovic parece listo para el gran título que le falta y Nishikori figura entre las amenazas para los favoritos