La muerte ficticia de Amy Winehouse

Una figura a tamaño real de la cantante aparece con un disparo en la cabeza y entre un gran charco de sangre en una galería de arte de Nueva York.

Amy, de nuevo en el hospital

Winehouse, de 25 años y que está luchando contra su adicción a las drogas, se sintió enferma el sábado, por lo que se dirigió a la la London Clinic.