Herramientas «online» para llegar a fin de mes

La actual crisis económica ha hecho proliferar en Internet servicios que facilitan la gestión de la economía doméstica y asesoran a sus usuarios sobre cómo reducir sus gastos y potenciar el ahorro


Hace ya tiempo que contar con los dedos sirve de poco. La cuenta de la vieja, las libretas llenas de sumas, restas, multiplicaciones y divisiones y aquellas calculadoras gigantes donde se contabilizaban los gastos mensuales de una familia ya han pasado a la historia e incluso, si uno no es muy mañoso con la informática, las recurridas tablas de Excel se quedan pequeñas a la hora de administrar las finanzas domésticas. Hipoteca, recibo del agua, de la luz, del gas, teléfono, Internet, compras, seguros... y, de repente, sin que sepamos muy bien cómo, los gastos han sobrepasado los ingresos. Mantener a raya el baile de números es un trabajo complicado y metódico que requiere concentración y no descuidar ni un solo detalle. Ser avispados y prácticos a la hora de escoger adecuadamente en dónde gastamos nuestros ahorros tampoco es tarea fácil. Pero sí puede ser un poco más llevadera gracias a las herramientas que hoy en día tenemos a nuestra disposición a un golpe de clic en Internet. Estos son los servicios online más populares, fiables y prácticos que hacen un poco menos empinado el camino hacia fin de mes.

FINTONIC: Entender la contabilidad personal es algo básico para ahorrar en gastos superfluos e invertir mejor nuestro dinero. Y, partiendo de esta premisa, los especialistas de Fintonic ponen a disposición de sus usuarios una herramienta gratuita y segura, capaz de aconsejarles y recomendarles personalmente cómo reducir sus gastos y sanear sus cuentas bancarias. Aseguran que, gracias a sus servicios de consulta y asesoría, es posible ahorrar de 2.000 a 5.000 euros al año y que, como si de entrenadores personales se tratasen, facilitan, simplifican y enseñan a ahorrar en la economía doméstica. A diferencia de otros servicios, Fintonic no permite transacciones y movimientos entre cuentas, solamente estudia los casos particulares de sus usuarios, ordenando y categorizando sus transacciones bancarias para que a estos les resulte más fácil ver por dónde entra y sale el dinero . En caso de que las cuentas se «descontrolen»­­, el servicio se encarga de notificarlo al cliente.

COMPARADOR TOTAL: Se trata de una página web que, sencillamente, permite comparar los gastos más habituales, tales como tarifas eléctricas, seguros, vuelos, recibos telefónicos... Reúne en una página a los mejores comparadores de la Red que ponen a disposición del usuario un amplio catálogo de servicios para poder decantarse por uno u por otro entre los diferentes precios que ofrece cada compañía. En general, los comparadores son una opción práctica y sencilla para elegir los productos más asequibles y estirar nuestro presupuesto. Comparador total presume de ser uno de los más completos, si bien hay que estar alerta, considerar su naturaleza informativa y tener en cuenta que este tipo de servicios reciben más ingresos de las marcas, cuanto más tráfico les envíen y consigan, por tanto, más ventas.

MONEYTRACKIN: Se define como «la herramienta online gratuita para reobtener el control de tus finanzas». El servicio web permite saber cómo se gasta el dinero y adónde van los ingresos cada mes y no solo está orientada a economías domésticas, sino también a ayudar a las pequeñas empresas a gestionar su contabilidad de forma sencilla. Moneytrackin, un servicio diseñado por desarrolladores españoles, ofrece además la posibilidad de mantener el control de los gastos compartidos, como el alquiler de pisos o los viajes, y si hay algo en lo que destaca esta herramienta de gestión financiera es su comunidad de usuarios, una red a través de la cual se comparten consejos para el ahorro, detectando, según datos personales como la localización o patrones de gasto, qué consejos pueden ser más útiles a cada uno de ellos.

MINT: Es uno de los grandes pioneros de la gestión en la Red del monedero familiar. Esta herramienta se encuentra en el saco de las más populares, adjetivo que respaldan las más de siete millones de personas en todo el mundo que echan mano de ella para controlar sus ingresos y sus gatos. Cuenta además Mint con aplicaciones para los dispositivos móviles, pero, no todo iba a ser bueno, los usuarios europeos no pueden todavía automatizar los movimientos de sus cuentas mediante conexión segura con sus entidades bancarias.

MONEYBOX: Otra opción a tener en cuenta a la hora de poner en orden los números de nuestras cuentas bancarias es Moneybox. Se utiliza para no perder el control de los gastos, ya sean domésticos, profesionales o de pequeñas empresas. A través de una serie de estadísticas y gráficos, este servicio ofrece al usuario resúmenes de sus ingresos y sus salidas de dinero. Su enfoque se acerca más a un gestor financiero que a un consejero que pueda encaminarnos sobre la contención administrativa, pero, de cualquier forma, es un servicio útil que permite ordenar y visualizar claramente las operaciones económicas para poder reconducir nuestras inversiones y recortar los gastos.

Aplicaciones para tener las cuentas claras

Money Saver: Para Android. Cuenta con una ventaja que es, al mismo tiempo, un inconveniente: su simplicidad. Visualmente muy clara, permite controlar y comprobar de un vistazo -por días o áreas- todos los gastos. Ofrece un balance final de cada mes, gráficos, historial y registro de ahorros anuales.

MoneyWell. A través de un original y práctico diseño a base de cubos que representan las áreas de gastos, facilita la percepción de los límites hasta los que el usuario puede llegar para no gastar más de la cuenta. Esta aplicación para Apple permite proyectar de cara al futuro lo que dispone el usuario para embarcarse en nuevas inversiones o darse algún capricho.

Tupaco: De origen 100 % español, esta aplicación para Android, actualizada con frecuencia, permite llevar la cuenta de gastos e ingreos e incluso de las cuentas bancarias para llevar un control más exhaustivo. Su navegación a base de pestañas es muy intuitiva.

MoneyWise: También para Android. Se define como la mejor aplicación de seguimiento del gasto. No ocupa mucho espacio en el teléfono ni requiere conexión a Internet. No necesita datos personales del usuario, simplemente registra las compras y las analiza para mostrar en qué se gasta más y en qué sería conveniente contenerse más.

MoneyBook. Para Apple. A través de iconos, se puede localizar fácilmente cada operación económica realizada. Ofrece un histórico mensual con gráficas para comprobar fácilmente e identificar por dónde se escapan nuestros ahorros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Herramientas «online» para llegar a fin de mes