Patrocinado por

España castiga con 7.000 euros las infracciones pesqueras que otros países penan con 200 euros

efe SANTIAGO

SOMOS MAR

M.MORALEJO

La auditora jefa del Tribunal de Cuentas de Auditores de la Unión Europea mostraron en Santiago su preocupación por esa disparidad de sanciones que, en algunos casos, no son disuasorias por su falta de proporcionalidad con el beneficio económico obtenido

03 nov 2022 . Actualizado a las 04:47 h.

España prevé multas de 7.000 euros para determinadas infracciones de pesca ilegal mientras que países como Chipre, Lituania o Estonia tienen sanciones de unos 200 euros. Así lo expuso ayer Katharina Brya, jefa de gabinete del Tribunal de Cuentas de la Unión Europea en una intervención en la Universidad de Santiago de Compostela (USC) para explicar la auditoría efectuada sobre la pesca ilegal.

Bryan subrayó que en otros países europeos «las sanciones no son proporcionales con respecto al beneficio económico derivado de las infracciones». Por ello, aseguró que hay una «preocupación» por parte de los auditores sobre esa variación de un país a otro que no contribuye a armonizar la situación, sino a prolongar unas divergencias que ya fueron constatadas en un informe anterior en el 2017.

A la presentación del informe acudieron la presidenta del Tribunal de Cuentas de España, Enriqueta Chicano; el máximo dirigente del Consello de Contas de Galicia, José Antonio Redondo; el rector de la USC, Antonio López; y la conselleira do Mar, Rosa Quintana.

Al ser preguntada al final del acto por el número de sanciones a la pesca ilegal en Galicia, Quintana respondió que le «llamó la atención» la «discrepancia» en las sanciones a la pesca ilegal, aunque indicó que no dispone de datos sobre las multas aplicadas en esta comunidad autónoma.

Bryan también subrayó que España cuenta con un mejor sistema de control y verificación de datos sobre importaciones de pescado de países de fuera de la Unión Europea, frente a otros países como Francia, Dinamarca o Suecia.

Sin embargo, apuntó que en el 2020 solo fueron utilizados un 53 % de los fondos de la Unión Europea atribuidos a España para mejorar los controles contra la pesca ilegal, por lo que opinó que «el nivel de implementación» de medidas «podría ser mejor».

La representante del Tribunal de Cuentas de la UE apuntó que los países europeos tienen un sistema de control para las importaciones de pesca que prevén una «tarjeta amarilla» de advertencia para aquellos países que cometen infracciones y señaló que entre los catorce que fueron incluidos en dicha lista figuraban Tailandia y Filipinas. Además, está prevista la denominada «tarjeta roja» que implica una «prohibición de importaciones» y señaló que en la lista ha habido seis países sancionados a los que solamente se les retira esa medida cuando llevan a cabo una serie de reformas.

Redondo destacó que las actividades pesqueras representan en Galicia un negocio de unos 9.000 millones de euros anuales, el equivalente el 2,1 % del producto interior bruto (PIB), y suponen alrededor de un 10 % de las rentas de varios ayuntamientos costeros.

Foto de archivo del Sam Simon, de los ecologistas de Sea Shepherd, que persiguió durante días al Kunlun, un pesquero pirata, por captura ilegal de merluza negra en el Atlántico

El pescado pirata sigue llegando a las mesas de los europeos porque falla el control

Somos Mar

«Los consumidores europeos quieren saber lo que tienen en su plato», afirmó este miércoles en la Eurocámara Eva Lindström, responsable de la auditoría del Tribunal de Cuentas de la UE sobre el control de la pesca pirata (ilegal, no declarada y no reglamentada) en los Veintisiete. Si bien España sobresale por su vigilancia, lo cierto es que tanto el control de las importaciones de países terceros como las sanciones a los infractores no son homogéneas, por lo cual «siguen llegando productos de la pesca ilegal a las mesas de los ciudadanos europeos», lamentó el eurodiputado español Millán Mon.

Seguir leyendo