Los marineros que protestaron contra la nueva normativa: «Non estamos de acordo porque é tratarnos peor que delincuentes»

Casi 400 armadores y marineros secundaron el paro del sector en la Costa da Morte


Carballo / La Voz

Armadores del cerco, volanta, palangre y otras artes menores, representando a las cofradías de Caión, Malpica, Corme, Laxe, Camelle, Camariñas, Muxía, Corcubión y Fisterra, participación en el paro del mediodía de ayer, convocado por la Federación Galega de Confrarías en protesta por el nuevo reglamento de control pesquero que desea fijar la Unión Europea. La propuesta incluye, entre otras medidas, la geolocalización para las embarcaciones de más de cuatro metros de eslora, cámaras a bordo de los pesqueros y el diario electrónico para contabilizar las capturas.

En Camariñas sonó la sirena de la lonja vieja mientras que los armadores hacían lo propio en los barcos desde la bocana de puerto. Hubo concentraciones de armadores y marineros en los puertos de Muxía, Camelle, Malpica (en la zona del martillo) o Laxe.

En la mayor parte de los pósitos secundaron la movilización, aunque en Corcubión, salió rechazada la propuesta y la mayor parte de la flota salió a faenar ayer. Urbano Suárez Canosa, patrón mayor de Corcubión, explicó que él, a título particular y como armador, había secundado la movilización: «Fágoo por solidariedade cos compañeiros». Y añadió: «Non estou de acordo coa proposta porque é tratarnos peor que delincuentes. Xa estamos máis que controlados».

En similares términos habló su homólogo de Camelle, Xosé Xoán Bermúdez: «O que máis me molesta do que lin no decreto é que obriguen a colocar un circuíto pechado de cámaras nos barcos, o cal é atentar contra a intimidade dos mariñeiros. Non me parece xusto».

Una treintena de barcos de Laxe y Corme hicieron una movilización conjunta por la ría

Una de las notas destacadas de la jornada de movilizaciones de ayer por parte de la flota artesanal de la Costa da Morte la protagonizaron una treintena de armadores de Laxe y de Corme, quienes completaron una travesía conjunta (ida y vuelta) entre ambas localidades en señal de protesta por el decreto de control pesquero que pretende instaurar Bruselas. Una decena de embarcaciones con base en Corme partieron del puerto sobre las once y media de la mañana en dirección a Laxe. Lo hicieron con las sirenas activadas. Al llegar a la dársena laxense hubo una concentración y acto seguido la mayor parte de la flota de ambas localidades emprendieron el rumbo hacia Corme atravesando la ría.

Manuel Villar, patrón mayor de Laxe, explicó los motivos de la movilización: «O que pretenden impoñer parécenos unha verdadeira aberración. A colocación de cámaras nos barcos é romper coa intimidade da xente do mar. O tema do diario electrónico non nos parece ben porque xa temos un libro de pesca onde anotamos todos os días as nosas capturas, non precisamos de máis sistemas. E o do geolocalizador non ten sentido porque a maior parte de nós traballamos a menos dunha hora dos nosos portos».

Roberto Vidal, de Corme, habló de un intento por parte de Bruselas de «destruír a pesca tradicional». Y añadió: «Non precisamos de todos estes controis. Nós, cando chegamos aos portos, temos que dar conta do que collemos. Todo isto é un despropósito».

Apoyo de los concellos

En algunos concellos de la Costa da Morte, como Malpica, A Laracha o Laxe, las corporaciones municipales aprobaron en sus respectivas sesiones plenarias, y por unanimidad, las mociones presentadas en nombre de las cofradías en defensa de la flota artesanal y de apoyo a sus reivindicaciones ante las propuestas planteadas desde la Unión Europea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los marineros que protestaron contra la nueva normativa: «Non estamos de acordo porque é tratarnos peor que delincuentes»