23 pilotes sustentarán el edificio Impulso Verde, que ya está en marcha

Cerca de 400 metros cúbicos de madera bruta se usarán para edificarlo

Ayer comenzaron las obras en el edificio Impulso Verde
Ayer comenzaron las obras en el edificio Impulso Verde

LUGO / LA VOZ

La construcción del edificio Impulso Verde está en marcha. Ayer comenzaron los trabajos para dar forma al primer inmueble público de madera que se construirá en Galicia. Una apuesta del Concello de Lugo, que quiere demostrar que la construcción en madera y la reducción a la mínima expresión del consumo energético son posible en la comunidad.

El proyecto, enmarcado en el Life Lugo+Biodinámico, lleva tiempo gestándose. Ahora entra en su recta final con el inicio de la obra. En la mañana de ayer trabajadores de la firma Avaliño comenzaron con el cierre perimetral de la finca en A Garaballa, la instalación de las casetas y el relleno del terreno. Son tareas previas antes de que el lunes arranque la construcción en sí.

El primer paso será el enterramiento de los 23 pilotes de 30x30 que darán sustento a la construcción. La estimación es que puedan hincarse en el terreno hasta unos 10 metros de profundidad, pero será la tierra la que determine cuánto deben descender. Encima de esos pilotes irá la losa, con un espesor de unos 40 centímetros de hormigón sobre la que se levantará el edificio en sí.

La construcción del Impulso Verde se hará con paneles de madera contralaminada y vigas y bases de madera laminada encolada. La materia prima que se empleará es pino radiata de los montes de A Mariña que se ha cortado en el aserradero de Hijos de Ramón Rubal, de Alfoz. En Galicia por el momento no hay ninguna empresa especializada en convertir esa madera en tablero CLT, por lo que será una empresa vasca, Egoin, la que dará vida a toda la estructura. En total, en todo el proyecto se utilizarán 400 metros cúbicos de madera en bruto.

Así será el edificio Impulso Verde
Así será el edificio Impulso Verde

A la hora de levantar la estructura principal del edificio, se recurrirá a muros de madera contralaminada y a una estructura central con pilares inclinados y vigas de madera laminada y forjados de contralaminado. El montaje del edificio será como el de un mecano. Las piezas vendrán preparadas y cortadas al milímetro desde el País Vasco y los técnicos de la empresa las ensamblarán in situ.

Los paneles de CLT tendrán un tamaño que oscilará de los 3x3 metros a los 3x13,5. Se irán levantando sobre la losa de hormigón y se unirán entre sí con escuadras metálicas específicas y tornillos. Inicialmente se montará una estructura central de madera laminada en el suelo que se levantará junto con los paneles de la planta baja que servirán de apoyo inclinado para la estructura. Luego se irán colocando los paneles de forjado de la planta primera y los muros y forjados superiores, hasta alcanzar la cubierta. El edificio tendrá tres plantas y bajocubierta.

La hoja de ruta de la construcción deja para el final la zona de la escalera para que las instalaciones de ventilación se vayan realizando. A la hora de dar vida a la fachada sur, primero se hará en el suelo, describen desde el Concello, y luego se levantará. Dos de las fachadas del edificio llevarán vidrio montado sobre una estructura de acero, y el resto del cerramiento será de pizarra. Tras esa pizarra se esconderá la estructura formada por el tablero, un aislante y los rastreles para colocar las losas.

La cubierta del Impulso Verde, con forma de reja, se hará con madera de eucalipto para lograr flexibilidad.

Ahorro temporal: cuatro semanas para la losa y entre seis y ocho para toda la estructura

Cuatro semanas para colocar los pilotes y la losa, y luego entre seis y ocho semanas para montar la estructura del edificio. Ese es el tiempo que el Concello y las empresas constructoras estiman que será necesario para dar vida al Impulso Verde. Luego habría que colocar la cubierta y preparar todo el interior del inmueble, pero ya serían trabajos más a pequeña escala.

El edificio de madera de Lugo, que albergará servicios municipales y un coworking para empresas, tendrá un consumo energético de un 74 % menos que edificios de otras oficinas y un 54 % menos que los de nueva construcción. Contará con una caldera de biomasa y se monitorizará su consumo para detectar su rendimiento.

El edificio Impulso Verde de Lugo, con madera 100 % gallega

la voz
Visita al aserradero Hijos de Ramón Rubal, en Alfoz, donde se prepara el tablero de madera autóctona para levantar el edificio Impulso Verde de Lugo
Visita al aserradero Hijos de Ramón Rubal, en Alfoz, donde se prepara el tablero de madera autóctona para levantar el edificio Impulso Verde de Lugo

La alcaldesa de Lugo visita el aserradero, en Alfoz, donde se corta y se elabora el tablero para el inmueble de A Garaballa, que ahorrará un 74 %  de consumo respecto a edificios de oficinas ya existentes

La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, y el concejal de Urbanismo Sostible, Miguel Couto, visitaron este lunes acompañados por el diputado provincial Pablo Rivera, las instalaciones del aserradero Hijos de Ramón Rubal, situado en Alfoz, que será el encargado de suministrar los 430 metros cúbicos de madera necesarios para fabricar el tablero que se empleará en la construcción del edificio Impulso Verde

Las obras del edificio, que se levantará en la zona de A Garaballa, en el marco del proyecto LIFE Lugo + Biodinámico, fueron adjudicadas por 1,5 millones a la empresa EGOIN S.A. y cuentan con un plazo máximo de ejecución de 15 meses. Esta compañía llegó a un acuerdo con el aserradero lucense para el suministro de la madera, con el que el Impulso Verde será el primer inmueble público de Galicia que se construye en su totalidad con madera autóctona certificada, concretamente de A Mariña, cumpliendo uno de los requisitos fundamentales que establecía el pliego de condiciones elaborado por el ejecutivo municipal. 

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
6 votos
Comentarios

23 pilotes sustentarán el edificio Impulso Verde, que ya está en marcha