Bruselas propone ayudas al almacenamiento privado de lácteos y carne

El Ejecutivo comunitario permitirá durante un período de hasta seis meses derogar las normas de Competencia para que productores de leche, patatas o flor puedan organizarse y retirar del mercado o guardar sus productos de forma colectiva

El sector de la flor y planta ornamental es uno de los más afectados por la crisis. En la imagen, tomada este jueves día de San Jordi, una florista en el mercado de flores de Barcelona
El sector de la flor y planta ornamental es uno de los más afectados por la crisis. En la imagen, tomada este jueves día de San Jordi, una florista en el mercado de flores de Barcelona

redacción

Ayudas para el almacenamiento privado de productos lácteos como la leche desnatada en polvo, el queso o la mantequilla o carne de vacuno, ovino y caprino. Esa es una de las medidas lanzadas este miércoles por la Comisión Europea dentro de un nuevo paquete para compensar a los agricultores y ganaderos por los daños que les está causando la pandemia del COVID-19. No solo eso. Bruselas también ha abierto la manga en los programas de apoyo al vino (uno de los sectores que más está notando la crisis), las frutas, las verduras, el aceite de oliva o la apicultura. También permitirá, como recoge Europa Press, que los productores de flores, leche o patata se organicen entre ellos para buscar la mejor salida para sus productos. Para que puedan hacerlo permitirá derogar temporalmente las normas de Competencia hasta un período de seis meses. 

 

La idea del Ejecutivo europea es que estas medidas de apoyo al sector y descongestionamiento de los mercados estén aprobadas la semana que viene, aunque antes deben de ser aprobadas por los distintos estados miembros. La idea de Bruselas es retirar de modo temporal del mercado productos determinados durante un período mínimo de dos o tres meses o, como mucho, durante cinco o seis. De ese modo aliviaría el exceso de oferta de esos productos para reequilibrar los precios a largo plazo.   

Por otro lado, Bruselas plantea introducir flexibilidad en la aplicación de los programas de apoyo a los sectores del vino, frutas y hortalizas, aceite de oliva y apicultura para reorientar las prioridades de financiación a medidas de gestión de la crisis.

Al mismo tiempo, recoge una derogación excepcional de las normas de Competencia europeas para permitir que los operadores de los sectores de leche, flores y patatas puedan organizarse entre ellos para adoptar medidas que estabilicen el mercado. Esto les permitiría acordar la retirada colectiva de productos o el almacenamiento de los mismos. Estos acuerdos estarán permitidas durante un periodo máximo de seis meses y las autoridades europeas vigilarán la evolución de los precios para evitar «efectos adversos».

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
6 votos
Comentarios

Bruselas propone ayudas al almacenamiento privado de lácteos y carne