Patrocinado por

La informática se pone al servicio del monte

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS AGRO

MONICA IRAGO

Lugo se convierte en el escaparate de los últimos sistemas de teledetección próxima terrestre que facilitarán la gestión de la biomasa al sector forestal

14 sep 2021 . Actualizado a las 01:30 h.

Los avances tecnológicos han contribuido a facilitar el trabajo en numerosos sectores, también en el primario. Hoy en día hay drones que nos permiten saber cuándo es la hora de vendimiar y máquinas que calculan automáticamente la ración de comida que debe recibir una vaca. El problema es que, en ocasiones, esa nueva tecnología tarda en llegar a sus destinatarios. Por eso en la Escola Politécnica de Enxeñaría del Campus de Lugo han decidido poner en marcha un workshop sobre teledetección próxima terrestre para aplicaciones forestales. La idea es que todos los investigadores que están trabajando en el desarrollo de tecnología que se puede aplicar al monte pongan en común sus investigaciones. La iniciativa ha resultado ser todo un éxito, pues más de 70 personas de nueve países diferentes se han sumado a esta propuesta.

«En investigación forestal, el primer salto tecnológico se dio cuando se empezó a utilizar la detección por satélites para completar las mediciones de campo. El siguiente paso fueron los drones, que nos permitían tomar datos más cerca», explica César Pérez Cruzado, coordinador de estas jornadas y profesor e investigador en la escuela. Ahora ha llegado la teledetección próxima terrestre, «que son aparatos que nos permiten medir todavía más cerca, a la altura de una persona», añade. Pero toda esta tecnología es muy reciente, por eso el centro lugués decidió poner en marcha un workshop en el que los investigadores pudieran poner en común y transferir todo el trabajo que han realizado. «Queríamos presentar todos los resultados científicos y darles difusión. Y este es el primer workshop de este tipo que se organiza en España», añade Pérez Cruzado. Docentes, investigadores, estudiantes, técnicos de administraciones, usuarios finales de estas tecnologías con aplicación en el ámbito forestal, además de los principales fabricantes del sector, se han apuntado a esta cita.

El certamen se ha organizado en dos partes. Por un lado hay un congreso científico, en el que se exponen 18 comunicaciones específicas, «en un ámbito tan concreto como este nos ha sorprendido que haya tantas», cuenta. Se imparten por las mañanas. Por las tardes se han organizado unos talleres prácticos en los que se puede ver cómo se capturan los datos en el campo y también cómo los programas procesan toda esa información hasta convertirla en información útil para la gestión del monte. Estos talleres han tenido tanta demanda que no ha sido posible atender todas las solicitudes. «Están pensados para demostrar que esta tecnología está al alcance de cualquiera, además, mucha es de software libre», sostiene.