La Xunta aligera las restricciones para atender huertos y hacer obras interiores en los edificios

SOCIEDAD

XOAN A. SOLER

Los desplazamientos autorizados a fincas o viñedos de autoconsumo se amplían, bajo declaración responsable, de los 500 metros hasta los 5 kilómetros

25 abr 2020 . Actualizado a las 23:50 h.

Las restricciones impuestas por el confinamiento se levantan, aunque con algunas condiciones, para quienes dispongan de un huerto, una finca o un viñedo destinado al autoconsumo, y también para la ejecución de obras en el interior de edificios ocupados y viviendas unifamiliares, pero siempre y cuando los operarios no interfieran con los residentes. Así lo decidió el Centro de Coordinación Operativa (Cecop) de Galicia, que este sábado celebró su séptima reunión bajo la supervisión del vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, consagrada en gran medida a interpretar la aplicación de la normativa estatal sobre la prohibición de determinadas actividades.

El Cecop abordó una demanda planteada por los sectores profesionales afectados por la paralización de las obras y las reparaciones, que incluyen a unos 20.000 trabajadores autónomos en Galicia, para clarificar las posibilidades de actuación en los edificios ocupados y viviendas unifamiliares. Y la interpretación que aplicará el comité en la comunidad es que podrán realizarse trabajos en los espacios comunes de los edificios y en zonas privativas, aunque adoptando siempre «medidas de prevención e protección da saúde», señala la Xunta en un comunicado, y siempre y cuando dichas obras sean puntuales, tengan un carácter de urgencia, estén destinadas a la reparación de averías o tenga por objeto reanudar actuaciones ya iniciadas y que fueron paralizadas por el estado de alarma.

En el caso de las viviendas unifamiliares, podrán realizarse intervenciones de construcción, fontanería o electricidad siempre que se garantice la ejecución de las obras, el transportes de materiales y el movimiento de obreros por espacios exteriores, o incluso por circuitos interiores, pero sin interferir con los ocupantes de la vivienda.