Feijoo garantiza a Sánchez la lealtad de Galicia: «Temos que estar unidos»

Susana Luaña Louzao
susana luaña SANTIAGO / LA VOZ

SOCIEDAD

El presidente de la Xunta comunicará mañana a los demás partidos su intención de suspender las elecciones

15 mar 2020 . Actualizado a las 09:52 h.

El presidente de la Xunta ha garantizado al presidente del Gobierno que «Galicia é unha comunidade leal e institucional». De esta manera, Núñez Feijoo se compromete a respetar las medidas anunciadas desde Moncloa para combatir el coronavirus y la supeditación de la Xunta a los mandos estatales que asumen las competencias. Así, a diferencia de otros presidentes autonómicos como Íñigo Urkullu o Quim Torra, que criticaron que se vulnerasen las competencias territoriales, Feijoo sostiene que, cuando el presidente del Gobierno dicta un estado de alarma, «está exercendo un dereito constitucional», independientemente de que él pueda estar o no «ao cen por cen» de acuerdo con las medidas. «O estado de alarma require lealdade entre uns e outros porque os cidadáns nolo marcan», dijo Feijoo para recalcar su apoyo institucional a Sánchez y a las medidas aprobadas ayer por el Consejo de Ministros.

El presidente de la Xunta reiteró ese compromiso institucional tras una reunión de la comisión de coordinación de la alerta sanitaria de Galicia en la que se constituyó el Centro Especial de Coordinación. Feijoo dijo que ese nuevo organismo no pudo discutir las medidas anunciadas por la larga duración del Consejo de Ministros y la tardanza en darlas a conocer: «O real decreto non o coñecemos con exactitude», de ahí que será en las próximas horas cuando el Gobierno autonómico compruebe si las normas se solapan o no con las decretadas en Galicia.

Con respecto a las razones que dieron lugar a ese retraso, y que según trascendió se debieron a las discrepancias entre el PSOE y Unidas Podemos por las medidas económicas, Feijoo puntualizó dos cuestiones. La primera, que no entendía que el estado de alarma se diera a conocer un viernes, que su contenido se aprobase un sábado y entrase en vigor un domingo. Y la segunda, que esperaba que esas discrepancias no se volviesen a dar porque «hai xente á que lle obrigamos a non traballar e iso conleva non percibir salarios, e esa xente non entende de gobernos bipartitos». No se refirió en detalle a las discrepancias de Torra y Urkullu porque dijo que no había hablado con ellos sobre esa cuestión. Aplaudió, en cambio, el «gran nivel institucional» de la oposición y, en concreto, la actitud del líder del PP, Pablo Casado, que contrarrestó con la que mantuvo la oposición en otras crisis vividas cuando en el Gobierno gobernaba el Partido Popular. Feijoo espera poder conocer mejor el alcance real y legal de las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros cuando esta mañana participe por videoconferencia en el encuentro de los presientes autonómicos con Pedro Sánchez.