¿Una estrella Rosalía de Castro y un planeta Breogán?

Son dos de los doce pares de nombres finalistas que todo el mundo puede votar en un concurso convocado por la Sociedad Española de Astronomía para dar nombre a una estrella y a un exoplaneta


Redacción

Si algún día tiene la ocasión de mirar al cielo con un telescopio puede que en su visión se cruce una estrella llamada Rosalía de Castro y Río Sar o un exoplaneta, localizado más allá de nuestro sistema solar, con el nombre de Breogán e Itht, uno de los diez hijos del caudillo celta. O al revés. Que esto pueda suceder está en buena parte en su mano, ya que estos dos pares de nombres forman parte de una lista final de doce que han sido elegidos entre los candidatos para denominar una estrella y un exoplaneta.

Se trata de un concurso que en España ha puesto en marcha la Sociedad Española de Astronomía en colaboración con el planetario de Pamplona y que se enmarca en un proyecto internacional impulsado por la Unión Astronómica Internacional (IUA) como parte de las actividades de celebración de su 100 aniversario. A diferencia de en una edición anterior, en la que se trataba de un concurso único a nivel mundial, y en la que el ganador para nombrar a un sistema planetario y su estrella fue Cervantes, en esta ocasión cada país puede proponer una denominación para una estrella y un exoplaneta.

El sistema propuesto para España se encuentra en la constelación de Ofiuco, el encantador de serpientes. La estrella, ahora conocida con el nombre científico HD 149143, forma parte del catálogo Henry Draper compliado a principios del siglo XX por la astrónoma Annie Jump Cannon y sus colaboradores del Observatorio de Harvard (Estados Unidos).

Se trata de una estrella amarilla enana, similar a nuestro Sol, y que se encuentra a 240 años luz de la Tierra. Es un poco más masiva que nuestro Sol (su masa es 1,21 veces la de nuestra estrella) y su radio es también mayor (1,49 veces el del Sol).

El exoplaneta que será bautizado por España, el HD 149143, fue descubierto en el 2005 desde el Observatorio de la Alta Provenza (Francia) con la técnica de espectroscopia Doppler o método de velocidad radial, que consiste en observar el cambio en el espectro de la luz de una estrella producido por el tirón gravitatorio de un posible planeta que la orbite. La masa de este astro es, como mínimo, 1,33 veces la de Júpiter, por lo que se trata de un gigante gaseoso. Se encuentra muy cerca de una estrella, completando una órbita alrededor de ella en tan solo 4 días, por lo que su temperatura superficial es muy elevada. Es lo que se conoce como un planeta de tipo Júpiter caliente.

Las votaciones para darles nombre se han abierto hoy y pueden realizarse a través de la página web www.nombraexoplaneta.es. El plazo para participar está abierto hasta el 12 de noviembre. Los resultados se darán a conocer a mediados de diciembre en un comunicado oficial de la Unión Astronómica Internacional, junto con los nombres elegidos por el resto de países.

Junto con los de Rosalía de Castro y Río Sar y de Breogán e Ith, los otros doce pares de nombres propuestos son Cuelebre y Xana; Culebra y Malpolon; Elcano y Victoria; Girasol y Pétalo; Iberia y Millares; Isabel y Diego; Luz y Sombra; Tajo y Jarama; Tirant y Carmesina y Zamenis y Phion.

«Esta segunda iniciativa pretende seguir los pasos de la primera convocatoria y hacer partícipe a la sociedad del conocimiento del cielo mediante la oportunidad de bautizar estrellas y exoplanetas con nombres menos técnicos y más accesibles», explica Benjamín Montesinos, vicepresidente de la Sociedad Española de Astronomía.

La primera ocasion en que la Unión Astronómica Internacional recurrió a votaciones públicas para asignar nombres a sistemas planetarios fue en el 2015. En aquel momento se trató de un concurso internacional y el Planetario de Pamplona y la Sociedad Española de Astronomía, con el apoyo del Instituto Cervantes, propusieron los nombres de Cervantes, Quijote, Rocinante, Sancho y Dulcinea para nombrar a la estrella Mu Arae y sus cuatro planetas. Se consiguieron 38.0000 votos y España fue el tercer país del mundo con mayor participación, solo por detrás de la India y Estados Unidos. La propuesta cervantina, que competía con otros seis países, fue la ganadora.

La estrella Cervantes ya luce en el cielo

R. R. García
La estrella Cervantes y sus cuatro planetas España ha sido el tercer país en participación en el concurso NameExoWorlds, solo por detrás de la India y Estados Unidos

Los personajes del Quijote también dan nombre a los cuatro planetas del astro situado en la constelación de Arae, según el acuerdo de la Unión Astronómica Mundial

Si mira al cielo, sepa que Cervantes le observa. No la podrá ver a simple vista, porque se encuentra en la constelación de Ara, a 49,8 años luz de la Tierra, pero desde ayer la estrella Cervantes forma parte de la nomenclatura oficial de la Unión Astronómica Mundial. El genio de las letras españolas no estará solo, ya que los cuatro planetas que orbitan en torno a su astro recibirán también los nombres de los personajes de su obra cumbre: Quijote, Rocinante, Sancho y Dulcinea. La propuesta cervantina fue la rotunda vencedora en el concurso NameExoWorlds en el que se han votado sugerencias de todo el mundo para nombrar 20 nuevos sistemas planetarios descubiertos en los últimos años.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

¿Una estrella Rosalía de Castro y un planeta Breogán?