«Soy esteticién y los esmaltes acrílicos hacían que se me rajaran las manos»

SOCIEDAD

Aumentan los casos de alergia a acrilatos relacionada con las uñas acrílicas

05 nov 2019 . Actualizado a las 15:07 h.

Jamás pensaron que su profesión, que es además su afición preferida, les haría pasar por un infierno. «Era la cuarta vez que me rellenaba las uñas acrílicas mientras me formaba para ser una esteticista profesional. De pronto, me empezaron a salir granitos que picaban mucho alrededor de las uñas. No se me ocurrió quitar las uñas, ¿cómo iba a saber que era del esmalte?», dice Beatriz Muñoz. Pero lo cierto es que los acrilatos, un componente químico presente en los geles para uñas, eran los verdaderos causantes de su dermatitis alérgica. Pasarían seis meses hasta que un alergólogo se la pudiera tratar.

Durante todo ese tiempo los síntomas no hicieron más que empeorar. «Era horrible, tenía las manos rajadas. No era capaz ni de cambiarle el pañal a mi hijo porque me dolía tocar todo», explica Muñoz. Los acrilatos están presentes en muchos otros objetos como las toallitas de bebé, pinturas, barnices, materiales dentales y compresas, entre otros. Desesperada por encontrar una solución a su alergia, reconoce que probó a retirarse las uñas, pero «la cosa fue a peor».

En su periplo por encontrar un tratamiento a su reacción alérgica, Beatriz, presente en numerosos grupos de esteticistas de Facebook, conoció a Rocío. Esta joven, compañera de profesión, estaba sufriendo lo mismo que ella. Juntas, se dieron cuenta de que no existía ninguna comunidad que agrupara a los afectados por los acrilatos, así que fundaron un grupo en esa red social. Por el momento tienen localizados a 272 afectados, pero la cifra no para de crecer.