Portazo del PSOE a la exigencia del PP para la moción en Ourense: «É unha chantaxe»

Miguel Ascón Belver
miguel ascón OURENSE

OURENSE

Adolfo Pérez Abellás, diputado y presidente de la gestora del PSOE ourensano
Adolfo Pérez Abellás, diputado y presidente de la gestora del PSOE ourensano Santi M. Amil

La gestora descarta la dimisión de Villarino y evita responder a la coalición

29 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El pasado domingo el presidente local del PP ourensano, Jesús Vázquez, envió una carta al presidente de la gestora del PSOE en la ciudad, Adolfo Pérez Abellás, en la que se ofrecía a negociar una moción de censura contra el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome. En los últimos días han respondido a esa oferta diversos dirigentes socialistas, pero no el destinatario de la misiva de los populares. Era de prever, no obstante, que su respuesta sería la misma que la que hasta ahora dieron el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, o el portavoz municipal de la formación, Rafael Rodríguez Villarino. Y así ha sido.

En un comunicado difundido este miércoles, la gestora socialista de Ourense rechaza la propuesta del PP por la condición de que Villarino dimita como concejal. Para los populares no es suficiente con que se aparte y permita que sea otro concejal del PSOE el candidato a alcalde, tal y como este había propuesto. «Esta petición resulta unha chantaxe inadmisible e impropia do noso tempo, por parte dunha formación que se considera democrática», responde la dirección provisional socialista, que recuerda que la candidatura encabezada por Villarino fue la más votada en las elecciones del año 2019.

El PP culpa al PSOE de la falta de acuerdo, pero esa percepción es recíproca. «Queda demostrado que o Partido Popular de Ourense non quere mudar o sino da terceira cidade de Galicia, sumida no caos da man do actual alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, ao que o PP prestou os seus votos para colocalo na cadeira de mando e ao que a día de hoxe segue apoiando, como se demostra na súa negativa a asinar a moción», dice el comunicado difundido por la gestora, que agradece la «xenerosidade» de Villarino por llegar a ofrecerse a apartarse. 

La reacción del PP

Los populares reclamarían, en todo caso, que el gobierno resultante de una hipotética moción de censura fuese de coalición, pero los socialistas solo quieren una firma para impulsar el relevo y nada más. El presidente local del PP hizo hincapié en ello tras conocer la respuesta de la gestora. «Tratan de escurrir el bulto de lo realmente importante y, como siempre, con insultos y descalificaciones hacia el PP, que es básicamente lo único que saben hacer. Nadie a día de hoy les ha oído pronunciarse sobre lo realmente importante... ¿Quieren un gobierno de coalición con el PP sí o no? Que lo digan», dijo Vázquez, que remarcó que Villarino es «incapaz de unir al grupo socialista» y por ese motivo acude a pedir a amparo a Gonzalo Caballero en Santiago.

«Exige perdón quien no es capaz de ganarse el respeto de sus propios compañeros de partido», ironizó el también coordinador del grupo municipal popular en el Concello de Ourense.

Miguel Caride: «Solo se mueven por sus intereses personales, sus retribuciones y sus estrategias»

Los primeros en romper con Gonzalo Pérez Jácome fueron cuatro concejales de su propio partido. Uno de ellos, Miguel Caride, cree que, dadas las circunstancias, no habrá moción de censura. «Este es un mandato muerto. No hay ningún interés por solucionar los problemas de la ciudad», dice el edil, pendiente de una resolución judicial sobre su expulsión de Democracia Ourensana.

Caride culpa de la falta de acuerdo entre PSOE y PP a que sus dirigentes «solo se mueven por sus intereses personales, sus retribuciones y sus estrategias políticas». Pero señala con más intensidad a los populares: «Si Villarino da el paso y es lo que le han pedido no entiendo por qué tiene que haber más exigencias. Está claro que el PP prefiere estar con Jácome». 

Araújo ofrece moderación

Por otra parte, José Araújo, denunció la situación de «bloqueo» y celebró su designación como coordinador provincial de Ciudadanos: «Asumo este reto en un momento de máxima crispación política, donde la moderación es más necesaria que nunca».