La sidra gallega se hace más fuerte

La cosecha de manzana superó los ocho millones de kilos, el doble que la campaña anterior

.

redacción / la voz

Aunque quizá muchos no lo sepan, una parte muy importante de la manzana de sidra que se produce en España procede de Galicia. La cosecha del 2017 en esta comunidad superó los 8 millones de kilogramos, según las últimas estimaciones del sector. Esta cifra supuso prácticamente doblar el dato de la anterior campaña, e indica el auge que está registrando esta producción en los últimos años en territorio gallego. De hecho, las ventas de sidra gallega crecieron el pasado año un 36 %, una cifra récord, y que evidencia el dinamismo de un negocio llamado a tener un protagonismo mucho mayor.

el motor gallego

La marca Maeloc. Un porcentaje considerable de la manzana que se produce en Galicia va para la sidrería Custom Drinks de Chantada, que elabora la marca Maeloc, de Estrella Galicia, y que procesa ya alrededor de 3 millones de kilos de producto al año. Es decir, algo menos de la mitad de lo que se cultiva en Galicia. Más de 1.000 pequeños productores de toda la comunidad aprovisionan esta industria, que lidera el mercado español de sidras con sabores. Comercializa las variedades de pera, mora, fresa y piña. Y cuenta con sidra natural, extra, seca, dulce y sin alcohol. El hecho de que la comunidad gallega haya incrementado un 36 % sus ventas de sidra tiene que ver, en gran medida, con el papel tractor que ejerce Custom Drinks. Este proyecto, en el que ha colaborado Medio Rural, está siendo decisivo en la recuperación de la manzana de sidra gallega, porque fomenta plantaciones profesionales y asesora a los productores desde el punto de vista técnico. Además, ofrece una garantía de recogida de la cosecha con contratos estables a varios años. De hecho, para el 2019, la empresa quiere pasar de los cinco millones de kilogramos de manzana procesada, cuando ahora se encuentra en tres.

la venta, fuera

Asturias y el País Vasco. El resto de las manzanas de sidra que no absorbe Custom Drinks se venden en otras comunidades como Asturias y el País Vasco, pero también a otras industrias gallegas, como Val de Traba, en Noia, una sidrería artesanal, o Sidra Ribela o Sidra Peroja, ambas en la provincia de Pontevedra, concretamente en A Estrada, uno de los municipios gallegos más pujantes en la producción de manzana de sidra. «Cada vez son máis os agricultores que apostan pola mazá natural e ecolóxica como forma de diversificar os aproveitamentos no agro», explica Ánxeles Vázquez, conselleira de Medio Rural, justo en relación a lo que sucede en esta comarca y en otras áreas de Galicia.

zonas productoras

En las cuatro provincias. Las principales zonas productoras de manzana son Aranga y Ortigueira, en la provincia de A Coruña; Chantada y Os Ancares, en la de Lugo; y A Estrada en Pontevedra, aunque empieza a haber nuevas y grandes plantaciones en el área del Baixo Miño. En Ourense, el área más pujante es Piñor. El auge de la actividad ha dado también pie a la emergencia de un nuevo tejido asociativo: las principales organizaciones son Afrugal (Asociación de Fruticultores de Galicia); Afruval (Asociación de Fruticultores do Val Valadouro e Alfoz), que cuenta con unos 80 asociados; y por último, la Asociación Galega Froita Autóctona do Eume. En el ámbito de la economía social, de agrupar a productores destaca Ullama, una cooperativa con sede en A Estrada, de la que forman parte unos 40 asociados y que cuenta con una superficie de producción de unas 100 hectáreas.

incorporaciones

Jóvenes y diversificación. Según los datos que maneja Medio Rural, en los últimos años, en Galicia se aprecia una tendencia al alza del número de incorporaciones a la actividad del cultivo de frutas. Solo en los dos últimos, un total de 19 jóvenes recibieron ayuda de la Xunta para incorporarse dentro de esta orientación productiva. El caso de A Estrada es especialmente significativo. Desde el 2014, en esta localidad pontevedresa se han incorporado un total de 19 personas al ámbito específico de la manzana de sidra, y once de ellas solicitaron ayudas de Medio Rural para el impulso de estas producciones. Según la Xunta, la diversificación de cultivos, como el dedicado a la manzana para sidra, contribuye de manera muy importante a la dinamización de las economías locales, con la consiguiente creación de riqueza y empleo, y favorece también la fijación de la población, que constituye uno de los grandes objetivos de la Administración gallega dentro de sus políticas para el medio rural. «Este aproveitamento sustentable da riqueza natural de Galicia é unha das claves de futuro do agro galego, tanto desde o punto de vista ambiental como económico e social. Por iso queremos fomentar, entre outras estratexias, as canles curtas de comercialización e o equilibrio en toda a cadea de valor da produción agroalimentaria, baseándose na colaboración público e privada para acadar estes obxectivos», precisa Ánxeles Vázquez, conselleira de Medio Rural.

ingreso complementario

Inversiones y tradición. El cultivo de manzana de sidra también puede constituir una renta complementaria para los habitantes del rural que puedan vivir de otras actividades, como son la carne o la leche. La inversión para plantar una hectárea ronda los 5.000 euros y los primeros frutos se recogen a los tres años. En Asturias hay una gran tradición de sidra, algo que parece que se ha perdido en Galicia, pese a que, históricamente, es una bebida muy arraigada a esta tierra. Las razones quizá haya que buscarlas en el éxito que tuvo la viticultura, algo que no sucedió en la comunidad vecina. El consumo de sidra en Galicia se remonta a la Edad de Hierro. En el monasterio de Sobrado dos Monxes está documentada la producción en el año 950.

mercado exterior

Más allá de España. La manzana de sidra gallega excedentaria se va, fundamentalmente, a las comunidades vecinas, como son Asturias y el País Vasco. En Galicia hay apenas un puñado de empresas transformadoras, pero la pujanza de Custom Drinks ha hecho que la sidra gallega mire incluso al mercado internacional. A comienzos del pasado mes de marzo, la empresa con sede en Chantada informó de que había iniciado una acción promocional específica enfocada a la introducción de la sidra Maeloc en México, un país con 125 millones de habitantes y que la compañía considera «clave» para el desarrollo de su política de expansión internacional. La compañía está promocionando su apuesta por la elaboración de sidra ecológica por su mayor valor añadido. En estrecha colaboración con más de 150 pequeños agricultores, paulatinamente se ha ido incrementando el cultivo ecológico y en la actualidad casi un 30 % de la manzana sidrera que se recoge en Custom Drinks está certificada como ecológica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La sidra gallega se hace más fuerte