La gripe del hemisferio sur


En el mes de mayo, en esta columna, lancé la idea de que podríamos pasar el próximo invierno sin gripe común. Es una idea que después he ido viendo en diferentes foros y que ahora parece tomar cuerpo.

Mientras en el hemisferio norte estamos acabando el verano, el hemisferio sur está acabando el invierno. Como la gripe alcanza su pico en invierno, los países de ese hemisferio van por delante de nosotros en la experiencia de combatirla bajo las medidas de higiene y distanciamiento social contra el coronavirus.

¿Y qué está pasando? En uno de los principales centros de control de Sudáfrica, donde en años anteriores recogían unos 700 casos, este ejercicio han recogido solo 1 (datos de hace 10 días). En Argentina, en el mismo período en el que contabilizaron 4.623 casos en el 2019, este año han recogido solo 53. Chile han pasado de 5.007 el año pasado a 12 ahora; Australia, de 9.933 a solo 33.

La clave de todo lo que se ha expuesto está en que el factor de contagio de la gripe en nuestra sociedad es menor que el del coronavirus y, por este motivo, si somos serios en la aplicación de las nuevas barreras de esta era del covid-19, haremos que la propagación del virus gripal caiga por debajo de su umbral de supervivencia. Pero ojo: el contagio de la gripe en los países desarrollados se reduce si nos vacunamos contra ella. Si ahora damos un paso atrás y bajamos la guardia, podríamos estar como siempre. O peor que nunca, porque a mí desde luego no me gustaría experimentar qué ocurre al ser invadido por gripe y coronavirus al mismo tiempo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La gripe del hemisferio sur