Portadeza recupera mercados tras su compra por Aliusporta

La firma de Lalín pasó de los ERE a facturar casi 7 millones de euros en el 2017; produce una media de 600 puertas diarias con dos turnos de trabajo


Lalín / La Voz

Dos años después de salvarse del cierre, tras varios expedientes de regulación de empleo, la empresa de Lalín que fabrica puertas de interior Portadeza vive un sostenido crecimiento de facturación, con un incremento de plantilla y de mercados. La compra en octubre del 2015 por parte de Aliusporta, perteneciente al grupo Dimoldura, abrió una etapa donde se atisba de nuevo el optimismo, con el crecimiento de la obra civil como correa de transmisión para crecer, sector del que depende la firma dezana con sede en el polígono de Botos.

Portadeza se mantiene como nombre comercial de la empresa, que rondó los 7 millones de volumen de negocio en el 2017. De sus naves salieron más de 110.000 puertas, con las expectativas de continuar la expansión e incrementar esa cifra en 30.000 más en el 2018. El ajuste entre calidad y precio permitió en poco tiempo reflotar una firma que había quedado con una quincena de operativos antes de su adquisición por Aliusporta. En la actualidad, ya son 44 los trabajadores, repartidos en dos turnos de producción, en unas instalaciones de más de 9.000 metros cuadrados. La media de puertas fabricadas al día se sitúa en torno a las 600.

La rehabilitación de edificios e inmuebles prima sobre las nuevas construcciones como destino final para el producto de la fábrica lalinense. Desde la empresa se incide además en el incremento de las compras para concluir bloques de viviendas que quedaron paralizados por la crisis. Además de cubrir su propio mercado, principalmente en todo el territorio nacional, aunque también exporta a países europeos y latinoamericanos, en Botos se elaboran puertas para nutrir los almacenes de otras firmas del grupo y en algunos casos con proyectos internacionales en marcha.

La mayor parte de la producción de Lalín, en torno al 77 %, corresponde a las puertas lacadas y con el blanco como el color más demandado por el comprador. La oferta de gama media cuenta con más salida, en busca de la mejor relación entre calidades y precios. Portadeza cuenta con gran variedad de productos, desde puertas de chapa de madera a las laminadas y lacadas. En el primer caso, cada vez con menos demanda frente al bum de la construcción de hace unos años, donde se primaba más la búsqueda de precios más baratos para reducir el coste global de las viviendas ante la elevada competencia existente.

En hoteles emblemáticos de todo el país, entre ellos el Ayre Oviedo, diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava, así como el Lopesan Baobab de Las Palmas, entre otros, se colocaron puertas fabricadas por Portadeza. Cuentan con distintos diseños de interior, además de materiales y acabados para adaptarse al comprador, aunque también pueden personalizar en función de las directrices previas fijadas.

Portadeza cuenta con 9.000 metros de instalaciones para la fabricación de puertas de interior en Lalín. | miguel souto

Inversiones en marcha para mejorar la cadena logística y crear nuevos productos

Mejorar los procesos productivos figura entre los objetivos de Portadeza, con una constante inversión en I+D+i, que incluyen la creación de nuevos productos. Entre las iniciativas desarrolladas en estos dos últimos años figura la implantación de procesos de robotización y el empleo de nuevos recursos de software. Además, se buscó favorecer la automatización en distintas fases de fabricación. Una iniciativa con financiación pública a través del plan piloto Fábrica 4.0.

Bajo el paraguas del programa ReAcciona de la Xunta, que subvencionó un proyecto con un desembolso global de 100.000 euros, se activaron medidas para mejorar la cadena logística de las naves. La firma lalinense participa también en el proyecto Board 2 Door, para el desarrollo de productos paramétricos basados en tablex, cuya conclusión está prevista a finales del próximo mes y que contó con financiación del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad a Agrupaciones Empresariales Innovadoras. El presupuesto total de esta iniciativa supera los 256.000 euros.

Entre los objetivos prefijados para el 2018 se incluye una mayor especialización en puerta lacada, además de ampliar los colores estándares y la gama de productos. Conllevará en principio nuevas inversiones en compra de maquinaria especializada, además de renovar algunos equipos. Y es que el blanco casi monopoliza la demanda de puertas lacadas, pero incluso se piden en verde aceituna, como ocurría para un hotel canario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Portadeza recupera mercados tras su compra por Aliusporta