El puente que divide Sarria se acerca por primera vez a su reconstrucción

El alcalde estima que a finales de este mes tenga la autorización

Estado actual de los estribos de Ponte Ribeira
Estado actual de los estribos de Ponte Ribeira

LUGO / LA VOZ

Nueve años de trámites, seis de paralización, numerosas denuncias por vía penal y administrativa y cuatro alcaldías en Sarria después, Ponte Ribeira está cerca de la autorización que, hasta el momento, más se aproxima al consenso de todos los sectores implicados.

El partido Camiña Sarria tiene la intención de terminar el conflicto que su portavoz, Claudio Garrido, empezó nueve años atrás con el PSOE. El Concello elaboró un plan de terminación de Ponte Ribeira que actualmente se encuentran en fase de alegaciones. Todos los implicados recibieron una carta de la Confederación Hidrográfica del Miño Sil, la que tiene que dar autorización ya que las obras son en el entorno del río, para presentar sus alegaciones. El pasado lunes fue informada la Plataforma Sarriana polo Río y por primera vez no presentarán reclamaciones ya que el nuevo proyecto «respeta el medio ambiente y el patrimonio, y es una solución rápida a abrir el paso por el puente», explica uno de los integrantes, José María Díaz. Tan solo se ha presentado una alegación, por parte de la escultora María Carretero, que pide asumir la dirección artística por ser la creadora de una obra que se encuentra en la contorna del puente. Según el alcalde de Sarria, en los próximos días vence el plazo de las alegaciones y a finales de este mes estima obtener la autorización de la Confederación. Una vez esto ocurra, «al momento» se licitará la obra. Podría suponer el principio del final de los nueve años de conflicto que envolvió a todo el pueblo sarriano.

Nueve años de trámites infructuosos: las principales fechas

  • Años 2000 y 2001

Solución a las inundaciones. Se comienza a desarrollar el Plan de Encauzamiento de los ríos Sarria y Celeiro a su paso por el casco urbano.

  •  11 de julio de 2008

Aprobación. El proyecto se aprobó de manera definitiva en la sesión Plenaria del Concello.

  • Febrero del 2011

Presentación. El presidente de la Confederación, Francisco Fernández Liñares, y el alcalde, Claudio Garrido, presentan el plan en un gran acto.

  •  10 de octubre de 2013

Adjudicación. La Xunta autoriza el convenio y la Confederación adjudica el proyecto a la UTE Vías y Obras-Petrolam por un plazo de ejecución de 24 meses.

  • Diciembre del 2013

Inicio de las obras y creación de la Plataforma. El primer trabajo fue el derribo de la casa del molino del puente Toleiro. Se empieza a formar una agrupación de vecinos que protesta por el plan. Acabará siendo la Plataforma Sarriana polo Río.

  • 23 de febrero del 2014

Primeros conflictos. La Plataforma realiza una manifestación masiva en contra de la tala de árboles y posteriormente se encadena durante un mes en la isla de O Toleiro.

  • 8 de septiembre del 2014

Corte del paso. El plan corta el paso de Ponte Ribeira para empezar los trabajos. A día de hoy aun no se ha vuelto a abrir.

  • 17 de octubre del 2014

Paralización de las obras. El Juzgado de primera instancia decreta la paralización de las obras tras la denuncia de que se pudiera estar cometiendo un delito contra el patrimonio histórico.

  • 7 de mayo del 2015

Parón definitivo. La justicia mantiene vigente la paralización cautelar de la obra por no poder cumplirse los plazos.

  • 18 de diciembre del 2015

Sobreseimiento. El Juzgado de primera instancia acuerda del sobreseimiento de la instrucción por el delito contra el patrimonio.

  • 2015-2019

Mandato de Pilar López. La socialista retomó el plan original de la Confederación y durante su mandato no consiguió sacar adelante un plan de acuerdo con las peticiones medioambientales y de la plataforma.

  • 2020

Plan actual. Quince meses después del inicio del mandato, el proyecto se acerca al consenso de todos los implicados.

Un plan en cuatro fases con una solución temporal al cierre del paso

Lo que queda del Ponte Ribeira original data del sigl XVII. Se trata de un puente medieval que conserva cuatro de sus cinco arcos, siendo el quinto el que unía las dos partes de cada lado del río. En los años 80, se construyó una parte de hormigón no en la continuación del puente medieval sino paralelo, quedando pegados. Desde hace más de 800 años, Ponte Ribeira fue la ruta oficial del Camino Francés.

El plan del gobierno local actual pretende cuidar la parte medieval y utilizar la parte de hormigón. Pero el fin último es crear una estructura nueva. El proyecto se compone de cuatro fases. Las primeras acciones inciden en ser una solución temporal y rápida a la urgencia de abrir el paso del puente. La primera fase se tratará por lo tanto de la construcción de una pasarela sobre la parte de hormigón del puente. Tendrá un sentido de circulación y un carril peatonal más estrecho. Será así un remedio para retomar el Camino de Santiago y facilitar la circulación en la villa.

Una vez superada la primera fase, el proyecto se centrará en el objetivo final: la aconstrucción de una estructura paralela al puente medieval, pero separada. Constará de una parte peatonal y doble sentido de circulación. Cuando esté terminado, se tirará la solución temporal de la primera fase. La otra parte importante del plan es la restauración del puente medieval; quedando así una vía moderna transitable y la estructura histórica en buenas condiciones. El Concello prevé añadir trabajos de limpieza y plantación .

Los trabajos cuentan con un plazo inicial de seis meses y un presupuesto total de 373.218 euros. La Deputación de Lugo colaborará con el Concello para la financiación, acordando el pasado diciembre la aportación de 150.00 euros.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

El puente que divide Sarria se acerca por primera vez a su reconstrucción