El Ayuntamiento de Taboada empieza a esterilizar los gatos callejeros

Carlos Cortés
Carlos Cortés CHANTADA / LA VOZ

TABOADA

Dos gatos callejeros de Taboada, recogidos para su esterilización y posterior suelta por la protectora Adopta Friol
Dos gatos callejeros de Taboada, recogidos para su esterilización y posterior suelta por la protectora Adopta Friol CEDIDA

Para evitar que se descontrole una colonia felina de cerca de 30 ejemplares

03 oct 2023 . Actualizado a las 11:02 h.

El Ayuntamiento de Taboada es uno de los primeros de la provincia de Lugo en poner en marcha un programa de control de colonias de gatos callejeros. En un primer momento, este programa se centra en los gatos que viven en libertad en la localidad de Taboada. El trabajo lo lleva a cabo una protectora de animales que cobrará por ello al Ayuntamiento. «Isto é responsabilidade dos concellos e se non se asume agora haberá que facelo máis adiante e sairá máis caro», explica Patricia Conde, concejala de Sanidade.

Lo que pretende el Ayuntamiento con esta medida es evitar una proliferación descontrolada de la población de gatos callejeros en el municipio. Si están actuando únicamente en la capitalidad municipal es porque en las parroquias la situación es distinta. «Os gatos da rúa que temos localizados en Taboada non teñen dono e os que se poden ver soltos nas parroquias en realidade son exemplares que entran e saen das casas», apunta Patricia Conde.

El método que van a emplear es el de la captura, esterilización y suelta. Consensuado con el refugio Adopta Friol, la entidad a la que Taboada le tiene adjudicada la recogida de animales abandonados, este sistema es ampliamente respaldado por los especialistas y se basa en la reintroducción de los gatos en su hábitat previa esterilización.

Una alternativa sería hacer capturas y después tratar de dar los gatos en adopción, pero en este caso parece poco viable. Se trata de gatos acostumbrados a vivir sueltos y que probablemente no tendrían una adaptación fácil en una casa.

En el Ayuntamiento calculan que la colonia de gatos callejeros de Taboada está formada en estos momentos por cerca de una treintena de ejemplares. Los que van siendo capturados y esterilizados son marcados con un pequeño corte en una oreja que permite identificarlos posteriormente.

Adopta Friol es la protectora de animales al que el Ayuntamiento de Taboada le tiene encomendada la recogida de animales abandonados. Sus servicios le costaron al Ayuntamiento unos 700 euros el año pasado. La cuenta de este año será seguramente mayor, porque hasta este ahora el Ayuntamiento no estaba haciendo nada para controlar la proliferación de gatos callejeros.

La concejala de Sanidade de Taboada admite que hay que tener en cuenta el gasto económico que supone una medida de este tipo, pero insiste en que se trata de una obligación legal. «A proliferación de gatos soltos pode supoñer un problema de saúde pública e para afrontar ese problema hai que ter en conta a lexislación actual sobre benestar animal, e esas dúas son competencias dos concellos», apunta.

La retirada de las calles y a reintroducción de estos treinta gastos supondrá un gasto para el Ayuntamiento, añade, pero «non facer nada pode provocar a longo prazo un gasto maior porque se non se fai nada esta colonia vaise facer máis numerosa».