Le retiran la escopeta y la licencia de armas al cazador que mató a Alma

Puede enfrentarse a una condena de hasta dieciocho meses de cárcel


redacción

El cazador de Chantada que tiroteó y apaleó a la perra Alma se ha quedado sin licencia de armas y sin la escopeta que utilizó contra ella. La licencia le ha sido suspendida y el arma confiscada no solo por la investigación en marcha contra él por este episodio de maltrato animal, sino porque al parecer durante la agresión disparó su escopeta junto a una carretera, algo expresamente prohibido por la legislación que regula en Galicia el uso de armas de caza. Mientras tanto, este episodio de maltrato animal está impulsando una campaña para que se endurezcan las penas a quienes cometan este tipo de delitos. Con la perra muerta a causa de sus heridas, este hombre puede enfrentarse a una condena de hasta dieciocho meses de cárcel.

La campaña por el endurecimiento de penas la lidera el partido animalista Pacma. Con el lema «El cazador de Chantada, a la cárcel», esta organización aseguraba ayer que ya llevaba recogidas algo más de 160.000 firmas. En la actualidad, el delito de maltrato animal está castigado con entre tres meses y un año, en el caso de que el animal no muera. En caso de que los malos tratos supongan la muerte del animal, como ha ocurrido en el caso de Chantada, la pena mínima es de seis meses de prisión y la máxima de un año y medio. En cualquier otro procedimiento penal, lo habitual es que si el condenado no tiene antecedentes evite la entrada en prisión si la pena impuesta no supera los dos años.

 

Por eso, los responsables del Pacma consideran que en los casos de maltrato animal la legislación actual «no garantiza justicia a quienes la merecen». En el texto que acompaña esta campaña, apuntan que los maltratadores «dan rienda suelta a su brutalidad» porque saben «que sus actos quedarán sin castigo». La recogida de firmas está activa en la página web del partido.

 

Polémica en Twitter

Pero las reacciones contra este episodio de maltrato animal, alimentadas por la difusión de un vídeo en el que se ve como el sospechoso arrastra a la perra después de haberla tiroteado, han concitado apoyos de todo tipo. Como el del escritor Arturo Pérez-Reverte.

Fue, con títulos como Las Aventuras del capitán Alatriste o La Reina del Sur, uno de los grandes novelistas en español de principios de siglo. Y es, con su «Patente de corso», el artículo que publica en XLSemanal (se entrega con La Voz todos los domingos), una referencia entre el columnismo de opinión. Pero con más de dos millones de seguidores en Twitter, Arturo Pérez-Reverte, también consigue que sus denuncias públicas sobre injusticias se conviertan en contenidos virales y compartidos por miles de usuarios. Entre los temas fetiche de su timeline, además de la crónica social y política figura el amor por los perros, con muchas publicaciones alentando la adopción de animales abandonados o maltratados. El caso de Alma, la perra a la que un cazador de Chantada disparó y dejó morir tras arrastrarla centenares de metros, ha supuesto un punto y aparte.

En primer lugar porque nada más enterarse del caso el lunes publicaba un tuit con la noticia, en el que su comentario era: «¿Habría voluntarios para hacérselo a él?... Me pregunto. Solo me lo pregunto». Hace unas horas volvió a referirse al asunto, criticando duramente la pena impuesta al cazador: «Dieciocho meses (que no cumplirá) le pueden caer a este miserable, como mucho. Pero la culpa no es solo suya. También de la basura de leyes españolas sobre bienestar animal y de esa gentuza indiferente, los políticos, que nada hace por endurecerlas».

«¿Habría voluntarios para hacérselo a él?», se pregunta el escritor Pérez-Reverte en Twitter.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos
Comentarios

Le retiran la escopeta y la licencia de armas al cazador que mató a Alma