Los cachorros de Alma ya durmieron con una familia de acogida

Están siendo atendidos en una casa de Lugo

El veterinario chantadino Mario González, con los cachorros de la perra maltratada
El veterinario chantadino Mario González, con los cachorros de la perra maltratada

Monforte

Los seis cachorros de Alma, la perra que murió en Chantada a causa de un disparo y de una paliza brutal de su propietario, ya durmieron la pasada noche en la casa de una familia lucense de acogida. A petición del Concello de Chantada, la Conselleria de Medio Ambiente les buscó una familia de acogida y los trasladó en la tarde de ayer a su nuevo hogar.

Los cachorros, de tres semanas, toman biberón cada cuatro horas y están en perfecto estado y controlados por los servicios veterinarios. Cuando crezcan y estén en edad de ser adoptados, entrarán en las listas de familias de acogida y de adopción, como sucede con el resto de animales abandonados. Termina así el triste suceso de la perra Alma que murió víctima de maltrato, y cuyo caso dio la vuelta España por la extrema violencia con que se empleó su propietario contra ella.

La parte judicial del asunto seguirá su cauce en los tribunales de justicia, ya que la Guardia Civil de Chantada tuvo que instruir un atestado y enviarlo al juzgado de esta localidad, donde probablemente se abrirá investigación y posible juicio por un caso grave de maltrato animal contra este hombre.

Más de 160.000 firmas reclaman que los maltratadores de animales vayan a la cárcel tras el caso de Alma

Carlos Cortés
Concentración de protesta este lunes en Chantada contra el maltrato de animales
Concentración de protesta este lunes en Chantada contra el maltrato de animales

El partido animalista Pacma utiliza lo sucedido en Chantada para reivindicar una reforma del código penal

El caso de la perra de Chantada que murió tras ser golpeada y tiroteada por su propietario en Chantada está alimentando una intensa campaña a favor del endurecimiento de las penas contra el maltrato animal. El partido animalista Pacma tiene en marcha una campaña en este sentido que ya ha sumado más de 160.000 firmas.

«El cazador de Chantada, a la cárcel». Ese es el lema de la campaña de recogida de firmas que puso en marcha el Pacma en cuando trascendió este suceso. Esta formación política reclama al Gobierno central que modifique el código penal para que el maltrato de animales suponga condenas más duras. Entre otras cosas, lo que piden es que el delito de maltrato animal sea castigado con penas superiores a los dos años de cárcel. En la actualidad, está castigado con entre tres meses y un año si el animal no muere. En caso de que los malos tratos supongan la muerte del animal, como ha ocurrido en el caso de Chantada, la pena mínima es de seis meses de prisión y la máxima de un año y medio. Lo habitual es que si el condenado no tiene antecedentes penales evite la entrada en prisión si la pena impuesta no supera los dos años.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Los cachorros de Alma ya durmieron con una familia de acogida