A qué hora entrenar para dormir mejor por la noche

Laura Inés Miyara
Laura Miyara LA VOZ DE LA SALUD

VIDA SALUDABLE

La Voz de la Salud | iStock

Hacer ejercicio puede tener beneficios para el sueño pero para obtenerlos hay que saber cuándo entrenar

14 sep 2022 . Actualizado a las 13:22 h.

Hacer deporte es uno de los pilares de una vida saludable. Se sabe que moverse ayuda a prevenir todo tipo de problemas crónicos y agudos, desde la enfermedad cardíaca hasta la depresión. Pero lo que no es tan conocido es que, sumado a todos estos beneficios, el mantenernos activos puede ayudarnos a dormir mejor. Ahora bien, para que esto suceda, tenemos que tener en cuenta no solo cómo sino cuándo vamos a entrenar. Según la Mayo Foundation for Medical Education and Research (MRMER), el momento ideal sería la mañana.

Aunque hacer ejercicio es un hábito saludable y útil casi independientemente del horario en el que lo hagamos, lo cierto es que, en algunas circunstancias, realizar entrenamientos que activen nuestro cerebro puede interferir con nuestros ciclos de sueño. Si lo que buscamos es lograr que el ejercicio que incorporamos a nuestra rutina sea funcional a nuestros ritmos circadianos, habrá que prestar atención a la luz solar. Así lo explica el doctor Pablo Vicente, neurólogo de la Sociedad Española de Sueño.

«En general, el ejercicio es bueno. Siempre se debe hacer dentro de las posibilidades de cada uno, o sea, no debe ser extenuante ni tampoco tan suave como no hacer nada. Se trata de buscar algo intermedio, donde uno haga ejercicio, pero sin cansarse demasiado. La mejor hora es por la mañana y, en concreto, ejercitarse con exposición a la luz solar por la mañana. Eso sería lo ideal. Pero para muchas personas, hoy por hoy es complicado, porque depende del trabajo, de muchas cosas», señala Vicente.

Por qué es mejor hacer actividad física por la mañana

A nivel biológico, es todo una cuestión de hormonas y de cómo se ven afectadas por la luz del sol. «Primero, en cuanto a la melatonina y su ritmo de producción, la exposición a la luz solar por la mañana es lo que marca el reloj biológico funcional para que luego por la noche segreguemos el pico de melatonina, y que sea todo lo más fisiológico posible para tener un mejor descanso. Y después, realmente, por la mañana es cuando tenemos el pico de cortisol, que es cuando tenemos mayor grado de actividad y es cuando podemos aprovecharlo más», explica Vicente.

«A última hora de la tarde, si lo que hacemos es activarnos demasiado haciendo ejercicio físico, realmente, lo que estamos haciendo es excitarnos. Te estás activando, y lo que tú quieres para dormir es todo lo contrario, que poco a poco el día vaya a menos para que cuando llegue el momento de irte a dormir estés en la mejor disposición para conseguir el mejor descanso posible», añade.