Varios senadores de Estados Unidos usaron información privilegiada para vender sus acciones antes del desplome de Wall Street

El presidente del Comité de Inteligencia, el republicano Richard Burr,  se deshizo de acciones valoradas entre 600.000 y 1,62 millones de dólares poco antes de que Wall Street entrase en caída libre

El senador Richard Burr se dirige al presidente del  Comité de Salud del Senado antes de una audiencia para discutir cómo responder al coronavirus
El senador Richard Burr se dirige al presidente del Comité de Salud del Senado antes de una audiencia para discutir cómo responder al coronavirus

data / AGENCIA

En todas las crisis hay aprovechados sin escrúpulos, y la del coronavirus no iba a ser menos. El escándalo en EE.UU. ha sido mayúsculo cuando se ha sabido que varios senadores, entre ellos el poderoso presidente del Comité de Inteligencia, el republicano Richard Burr, usaron información privilegiada de las agencias federales para vender grandes cantidades de acciones bursátiles poco antes del derrumbe de los mercados financieros. Tras destaparse el caso, se han redoblado las peticiones de dimisión contra esos senadores.

La primera en denunciar el caso fue ProPublica, una organización independiente y sin ánimo de lucro de periodismo de investigación, radicada en Nueva York. Además, la cadena pública de radio NPR tiene una grabación en su poder en la que Burr alerta a un grupo de empresarios y políticos en un exclusivo club social sobre la gravedad de la pandemia y el grave impacto económico, pese a que el Gobierno estaba minimizando las consecuencias.

El 27 de febrero (varias semanas antes de que Wall Street mostraran signos de volatilidad y con Donald Trump dando por hecho que el riesgo del coronavirus en EE.UU. era «muy bajo») en un almuerzo en el Capitol Hill Club, Burr aseguró: «Hay una cosa que puedo decirte sobre esto: es mucho más agresivo en su transmisión que cualquier cosa que hayamos visto en la historia reciente... Probablemente sea más parecido a la pandemia de 1918».

Burr había escrito días antes de la venta masiva de acciones un artículo en Fox News en el que afirmaba que EE.UU. estaba «mejor preparado que nunca para encarar las emergentes amenazas de salud pública». Para más inri, el senador fue uno de los autores de la ley de preparación para pandemias y todo tipo de riesgos

Burr, senador republicano por Carolina del Norte, se deshizo de acciones valoradas entre 600.000 y 1,62 millones de dólares en febrero, poco antes de que Wall Street entrase en caída libre y llegase a registrar mínimos desde 1987. En un comunicado emitido el pasado viernes, Burr defendió su comportamiento al asegurar que se basó «exclusivamente en noticias públicas» para guiar su decisión de vender acciones.

Los demócratas han sido los primeros en pedir la dimisión de Burr, entre ellos la legisladora por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez. «Tuvo informes privados sobre el coronavirus hace semanas. Sabía lo malo que sería. Dijo la verdad a sus donantes adinerados, mientras aseguraba al público que iban a estar bien. Después vendió 1,6 millones en acciones antes del derrumbe. Tiene que dimitir», escribió en su cuenta de Twitter.

Asimismo, la también republicana Kelly Loeffler, senadora por Georgia, realizó varias operaciones de venta de acciones por un valor estimado entre 1 y 2,5 millones de dólares. Curiosamente, Loeffler está casada con el presidente de la Bolsa de Nueva York.

Por su parte, la demócrata Dianne Feinstein, senadora por California, y el senador republicano por Oklahoma James Inhofe llevaron igualmente a cabo masivas ventas de sus activos bursátiles antes del abrupto giro a la baja de los mercados financieros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Varios senadores de Estados Unidos usaron información privilegiada para vender sus acciones antes del desplome de Wall Street