¿Qué le pasó a Khashoggi?

Arrancan las investigaciones para tratar de esclarecer el caso del periodista saudí: Turquía registra el consulado en el que se le perdió la pista y Pompeo, secretario de Estado de EE.UU., viaja a Riad para reunirse con el rey Salmán bin Abdelaziz


Lo ocurrido con Khashoggi sigue siendo una incógnita pero el misterio podría resolverse con un posible cambio en la versión de lo sucedido por parte de Arabia Saudí. Riad primero desmintió categóricamente cualquier implicación en el supuesto asesinato del periodista desapareció el pasado 2 de octubre después de entrar en el consulado de su país en Estambul. Y no solo eso: este fin de semana anunció represalias contra posibles sanciones. Es la respuesta a las advertencias de EE.UU., el Reino Unido, Francia, España y Alemania que, gravemente preocupados, pidieron una investigación minuciosa y transparente sobre lo sucedido. Las pesquisas están ya en marcha: Turquía registraba esta tarde la embajada y Trump ha enviado a su secretario de Estado, Mike Pompeo, para reunirse con el rey de Arabia Saudí Salmán bin Abdelaziz, quien negaba insistentemente saber qué le pasó al reportero crítico con su régimen.

Esta noche la cadena de televisión estadounidense CNN, citada por Europa Press, aseguraba citando a sus fuentes que las autoridades de Arabia Saudí se estarían preparando para hacer público un documento en el que reconocería que la muerte del periodista Yamal Khashoggi se habría producido en el interior de su consulado en Estambul durante un interrogatorio. 

Una de estas fuentes ha señalado que este informe concluiría probablemente que la operación fue llevada a cabo sin que mediara permiso de un superior y que los responsables rendirían cuentas ante la justicia. El documento aún está en preparación y según esas fuentes consultadas por la CNN, aún podría cambiar antes de ver la luz. 

La implicación de Trump

Donald Trump y Salmán bin Abdelaziz hablaron este lunes. «Dijo que están trabajando estrechamente con Turquía para encontrar una respuesta», reprodujo el presidente estadounidense en su perfil de Twitter tras la conversación. El norteamericano, dispuesto a llegar hasta el fondo del asunto, ha activado una investigación «inmediata y abierta» sobre la desaparición de Khashoggi, que escribía para el diario The Washington Post.

Por su parte, las autoridades turcas han entrado este lunes en el consulado para efectuar un registro de forma «conjunta» con una delegación saudí, una decisión que se tomó tras una conversación telefónica que tuvo lugar el domingo por la noche entre Erdogan y Salman bin Abdulaziz. El Ministerio de Asuntos Exteriores turco tardó dos días en obtener el permiso para acceder al edificio y, con él ya en su poder, casi una semana en poder entrar. Según el diario progubernamental turco Sabah, la tardanza se debe a que Riad solo quería permitir una inspección visual, mientras que el equipo turco insistía en utilizar químicos que puedan revelar rastros de sangre.

Las hipótesis: asesinado y torturado

Las hipótesis sobre lo que ocurrió dentro del consulado son varias y rocambolescas. La mayoría apuntan a que Khashoggi fue asesinado en la embajada saudí, adonde había acudido para resolver un trámite de rutina -recoger unos documentos que necesitaba para casarse con su pareja turca, que quedó a la espera fuera del edificio-. El periodista nunca más salió de allí. Parece no haber duda de que los servicios de Inteligencia del Reino de Arabia Saudí acabaron con su vida allí dentro: se sabe que 15 agentes llegaron temprano a Estambul en jets privados y vuelos comerciales ese mismo día, y que se marcharon esa misma noche de vuelta a Riad; en el circuito cerrado de vídeo del aeropuerto se puede reconocer a Maher Mutreb, coronel de la Inteligencia saudí destacado en Londres y a Salah Muhammed al-Tubaigy, forense jefe del Departamento de Seguridad General. Les acompañaban seis miembros del ejército, tres de ellos, guardaespaldas personales del príncipe heredero Mohamed bin Salman.

Turquía reconoció, además, estar en posesión de imágenes y audios que recogen el asesinato y que demuestran que Khashoggi  fue torturado. «Las grabaciones desde dentro de la embajada exponen lo que ocurrió a Jamal después de entrar. Se puede escuchar su voz y la voz de hombres hablando en árabe. Puedes oír cómo fue interrogado, torturado y asesinado», afirma una fuente turca citada por el The Washington Post. Pero, ¿por qué dentro del consulado? ¿Planeaban secuestrarle y la tortura se les fue de las manos?

Su Apple Watch lo grabó todo

El diario oficialista turco Sabah publicaba, además, este domingo un dato todavía más inquietante: el reloj inteligente (un Apple Watch) que llevaba el periodista lo habría grabado todo. Lo había sincronizado con su móvil, que dejó en manos de su novia antes de entrar en el consulado. «Las conversaciones durante su asesinato fueron recogidas por el reloj y enviadas al teléfono y al registro en la nube» o sistema de almacenamiento en servidores remotos, asegura el periódico citando a «fuentes fiables» de la investigación.

La prensa turca continúa especulando. Este mismo lunes, desliza la posibilidad de que el cuerpo del periodista haya sido disuelto en ácido, pero también se ha difundido el rumor de que fue descuartizado y sacado del país euroasiático en varias maletas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Qué le pasó a Khashoggi?