«¡Mira quién salta!» contra «Splash»: Las diferencias entre los dos programas de Telecinco y Antena 3

Antena 3 estrenó con semana y media de antelación y arrasó con Falete, mientras que Telecinco jugó la baza de Olvido Hormigos

Falete, momentos antes de saltar el trampolín en «Splash»
Falete, momentos antes de saltar el trampolín en «Splash»

El estreno el pasado miércoles de ¡Mira quién salta! permite hacer una comparación entre Splash, dos programas de saltos de trampolín prácticamente iguales que emiten Antena 3 y Telecinco. ¿Cuál es mejor? ¿En qué flaquean?. Analizamos los dos programas paso a paso.

Líderes de audiencia

Splash se estrenó el pasado lunes 4 de marzo. Ante la fuerte promoción de ¡Mira quién salta! en Telecinco, aún sin conocer cuando se emitiría, Antena 3 estrenó Splash. La jugada le salió magistral a Antena 3 y Splash consiguió un 26,4 % de cuota de pantalla y a 4.476.000 de espectadores. Lo más visto del día fue el salto de Falete, cuando a las 00.35 horas 5,4 millones de personas (más del 41 % de la audiencia), aguardaban expectantes que el artista se tirase desde el trampolín.

El salto de Falete y su bañador fueron de lo más comentado también en las redes sociales, y Splash aprovechó para anunciar que Falete, que no logró clasificarse, estará en todos los programas. En la segunda emisión, se lanzó al agua junto a Toñi Salazar, y aunque no provocó el tsunami del estreno, consiguió ser de nuevo líder de la noche frente a Gran Hermano 14, con un 20,9 % de cuota de pantalla y 3.274.000 de televidentes.

Por su parte ¡Mira quién salta! comenzó el miércoles 13, que será recordado como el día de la elección del papa Francisco. También fue líder de la noche, con un 23.5 % y 3.376.000 de espectadores, unas cifras menos espectaculares que las de Splash, pero positivas en cualquier caso, ya que dejó sin opciones a la serie Luna, el misterio de Calenda, con un 12 % y 2.187.000 de millones de personas. ¡Mira quién salta! se llevó además el minuto de oro, que fue a las 23.41 horas cuando estaban ante sus televisores 4.947.000 espectadores, un 28.2% de cuota de pantalla.

La altura de los saltos

El objetivo tanto de Splash como de ¡Mira quién salta! es que los famosos que participan se lancen desde un trampolín. La diferencia entre los dos programas está en la altura. Mientras en Splash hay plataformas de 3,5, 5, 7,5 y 10 metros, en ¡Mira quién salta! comienzan en 1 y la altura máxima es de 5 metros. El plató de Splash es más vistoso, con unos trampolines a lo que acompañan luces a medida que van subiendo, mientras que en Telecinco son más sencillos.

Pero las diferentes alturas tienen una explicación. En Antena 3 buscan la espectacularidad en los saltos, mientras que en Telecinco analizan más en profundidad la calidad de los mismos: cómo entran en el agua, la forma en que se colocan o las posturas en el aire.

¿Arturo Valls o Jesús Vázquez?

Las dos cadenas han elegido a presentadores que cuentan ya con experiencia en otros concursos. Arturo Valls, mítico reportero de Caiga Quién Caiga, aparcó un poco su faceta de actor, en series como Camera Café o Vaya Tropa, para presentar concursos como Ahora Caigo que compaginó con su participación en Tu cara me suena, donde era una de los favoritos. Aunque se barajaron otros nombres, finalmente fue el elegido para conducir Splash, donde le acompaña Ainhoa Urbizu. Cumple su papel de forma digna y le añade un toque de humor al programa.

Por su parte Jesús Vázquez se desenvuelve a la perfección en el plató de ¡Mira quien salta!, y es uno de los puntos fuertes del programa. El ferrolano es uno de los talismanes del grupo Mediaset, donde ha presentado formatos tan distantes como Alla tú o el último gran éxito de Telecinco, La Voz. Vázquez muestra mucha seguridad, a la hora de interactuar tanto con el jurado como con los concursantes.

Diferentes velocidades

Otra de las diferencias entre los dos programas es el ritmo. Splash dura unas dos horas y media y en las dos primeras emisiones saltaron únicamente 7 concursantes, mientras que en las tres horas y media de ¡Mira quién salta! se lanzaron desde el trampolín los 18 concursantes y hubo otros 9 saltos más en parejas. Splash, pese a intercalar los vídeos de los ensayos y dar protagonismo a las familias, hay mucho tiempo entre salto y salto y eso provoca que sea más lento y le añade un punto soporífero. ¡Mira quién salta! esos tiempos de espera son mucho más reducidos, y le confieren mucho más ritmo. Es otro de los puntos a favor del programa de Telecinco.

El jurado

El ex futbolista Guti, el director y actor Santiago Segura, la ex entrenadora de natación sincronizada Anna Tarrés y el saltador olímpico de trampolín Emilio Ratia son los encargados de juzgar los saltos de los concursantes de Splash. El toque de humor que lo pone Santiago Segura, mientras que Anna Tarrés alimenta su perfil de «mala», algo un tanto difícil de entender después de las denuncias de varias ex nadadoras de insultos, abusos y amenazas. Hace pocos días, Gemma Mengual afirmó que Tarrés había sido la causa por la que se retiró de la competición.

En ¡Mira quién salta!, los periodistas de Boris Izaguirre, Carlos Pumares, la abogada de la Federación de Natación y miembro del Comité Técnico de Jueces de Europa, Lola Sáez y el deportista de saltos de trampolín Javier Illana. Izaguirre y Pumares son los que más dosis de espectáculo aportan a los veredictos, levantándose para abrazar a los concursantes y dando unos toques de acidez.

El cásting

Tanto Telecinco como Antena 3 han reunido a un nutrido grupo de concursantes dispuestos a olvidarse del vértigo y lanzarse a la piscina desde el trampolín. Splash cuenta con los perfiles más dispares entre los 28 concursantes. Primero porque entre ellos hay un deportista de élite, Gervasio Deffer, que compite con otros como Toñi Salazar (que confesó que aprendió a nadar en el programa), Falete, Máximo Valverde o Carmen Lomana. Entre los concursantes hay toreros, actores, cantantes, modelos, cocineros, humoristas y una mayoría de famosos, como Darek o Julio José Iglesias, por ejemplo.

En ¡Mira quién salta! el cásting es bastante parecido. Para los 18 participantes, la cadena echó mano de algunos colaboradores como Lydia Lozano, ex grandes hermanos, toreros, modelos, actores, periodistas y otros conocidos por haber tenido relaciones con famosos. Su fichaje estrella fue Olvido Hormigos, la ex concejala de Los Yébenes que se hizo célebre tras la difusión de un vídeo erótico. Hormigos pretende que el público se olvide de ese episodio y que la conozca verdaderamente por su participación en el programa. Pero la polémica comenzó incluso antes del estreno de ¡Mira quién salta!. Primero cuando se especuló sobre la cantidad que cobraba Olvido Hormigos, sobre 30.000 euros, y después del anuncio de su dimisión, obligada según confesó por el PSOE.

Otras diferencias

En Splash Ainhoa Urbizu recoge las sensaciones de los familiares y amigos momentos antes y después del salto. Una de las más sonadas fue la de María José Campanario, que declaró su amor a Jesulín junto a sus hijos. Alberto Chicote, presentador de Pesadilla en la Cocina también acudió para apoyar a su colega de profesión Darío Barrio.

¡Mira quién salta! es la incorporación de una voz en off, la de Carlos Robledo, que analiza cómo han sido los saltos durante la repetición y mientras los participantes salen del agua.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

«¡Mira quién salta!» contra «Splash»: Las diferencias entre los dos programas de Telecinco y Antena 3