Mouriño: «Tenemos una gran papeleta por delante pero creo que estamos en condiciones de sacarla»

El presidente del Celta guarda cautela con respecto al regreso de la competición


vigo

Carlos Mouriño, el presidente del Celta, habló por primera vez desde que se paró el fútbol por la pandemia del coronavirus en un encuentro virtual organizado por la Real Federación Galega de Fútbol en donde repasó los efectos económicos y deportivos de la crisis, habló de infraestructuras, de la vigencia de los contratos a 30 de junio y de la necesidad de esperar para planificar el próximo curso.

Con respecto a la reanudación de la liga, Mouriño comentó: «Mi opinión es particular, como propietario del equipo, me gustaría que la liga hubiera terminado en estas condiciones y estaríamos felices de quedarnos una temporada más en Primera», pero reconoce que «como deportista y aficionado, creo que esas cosas hay que ganarlas o perderlas en los campos de fútbol, por eso estoy contento de volver a competir y poder ponernos a prueba de lo que somos capaces». De cara a esa vuelta el mandatario ve «al equipo ilusionado, contento, entrenando a fondo. Tenemos una gran papeleta por delante, pero creo que estamos en condiciones de sacarlo».

A estas alturas el propietario del Celta tampoco tiene claro si se podar acabar la competición: «Mi análisis es que puede haber un equipo que tenga jugadores con problemas y tenga que ser apartado. Esa es una preocupación. ¿Qué criterio se seguiría si la liga se tiene que parar después de 1-2-3 jornadas?». No quiso pronunciarse sobre si se registró algún positivo en su club: «Eso es un tema que lleva directamente la Liga, ellos son los que pueden decir si ha habido algún caso o no».

Con respecto a la situación laboral de los jugadores cedidos o que acaban contrato, prescisó que «supuestamente quedarán libres en esa fecha o habrá que negociar con ellos o con sus clubes de origen. Tenemos un jugador que en su club de origen cobra mucho más de lo que le pagamos nosotros».

Preguntado por la planificación de la próxima temporada, está pendiente de conocer el futuro del club. «No sabes hasta que termines si vas a estar en Primera o Segunda. Es difícil planificar, los tiempos se ajustan mucho. Va a haber mucho trabajo e incertidumbre. Con menos dinero para fichar, va a ser aún más complicado». Mostró su plena confianza en Óscar García, pero sin nada por cerrado.

También hizo referencia al futuro de Sergio Álvarez «un hombre de la casa que siempre ha estado y estará con nosotros hasta que él quiera en un puesto u otro» y aprovechó para ensalzar la apuesta por los porteros de casa:  «Confiamos en los jugadores que tenemos y creemos que la portería nos está dando muy buenas resultados. Nunca hemos tenido una petición expresa de ningún entrenador por ningún portero concreto, eso nos da seguridad». Recordó la excelente temporada que estaba realizando Rubén cuando se paró la liga.

En el aspecto económico, Carlos Mouriño reconoció el papel de la plantilla para evitar un ERTE. «Lo primero que tengo que hacer es agradecer muchísimo a los jugadores, con su rebaja conseguimos que ningún empleado se fuera al ERTE y lo agradezco en su nombre y en el mío como presidente». «Calculamos unos quince millones de pérdidas esta temporada y del presupuesto de la que viene perderemos unos nueve o diez millones más», comentó sobre los números rojos que genera la pandemia en el cuadro vigués.

De cara al futuro en el plano económico, adivina una caída de ingresos. «Va a ser complicado, no sabemos cómo nos puede afectar si no jugamos, pero si jugamos tampoco sabemos qué criterio va a seguir al Liga para el reparto de la TV, se dice que podemos perder un 10 o un 15 % de nuestros ingresos».

En su repaso también habló de las obras de la primera fase de la ciudad deportiva y de la reforma de Baláidos. Del primer aspecto dijo Mouriño que «las obras de Mos van fenomenalmente en su primera parte como teníamos previsto. Creo que vamos a tener un poco de retraso, pero en verano tenemos confirmado que estaremos en Mos con el primer equipo y el Celta B».

De Balaídos, situó al Alcalde Abel Caballero una vez más en la diana: «Diría que la primera persona que habló del AVE a Galicia fue el mismo que habla desde hace siete años de que las obras de Balaídos se van a terminar y siempre tiene disculpas para no acabarlas nunca. Es lo que pasa en Vigo y le ha venido fenomenal. No es están pensando en los aficionado. El que tiene obligación de buscar soluciones para los aficionados es el que preside el ayuntamiento y nuestros aficionados se han encontrado un año, otro y otro sin poder disfrutar de un campo que se les prometió repetidamente».

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mouriño: «Tenemos una gran papeleta por delante pero creo que estamos en condiciones de sacarla»