Valentía sin premio en Mestalla

El equipo vigués fue mejor que el rival en muchas fases, pero encadenó otra jornada sin ganar, la octava

AFP7

Vigo

El Celta sigue abonado a aquello de que cuando algo puede salir mal, saldrá mal. No hicieron ni mucho menos un mal partido los vigueses, que merecieron más premio pero se volvieron de vacío de su visita a Mestalla. El equipo acumula ya ocho jornadas sin ganar, unos registros muy preocupantes para un equipo que lo que sí suma son jornadas en la zona de descenso. El tiempo juega en contra del equipo.

Once

Oportunidad para el Toro y defensa de tres centrales

El once de Óscar García Junyent, e incluso la convocatoria, trajo aparejadas sorpresas. El técnico dio la titularidad al Toro, que nunca había sido de la partida desde la llegada del catalán, y también hizo coincidir por primera vez a Aidoo, Araujo y Murillo en una defensa de tres en la que repitieron Kevin y Olaza. Decidió llevar a Smolov al banquillo a pesar de no haber entrenado todavía a sus órdenes y, por el contrario, envió a la grada a Brais, que había estado en todas las convocatorias anteriores.

Dibujo

Un 5-3-2

La apuesta para tratar de hacer frente al Valencia consistió en un 5-3-2, una idea similar a la del debut del técnico en el Camp Nou frente al Barcelona, pero con diferentes matices. En esta ocasión, inicialmente, los celestes cambiaron la presión tan alta que habían intentado frente a los culés por esperar algo más atrás, aunque en el momento en que fueron consiguiendo hacerse con el balón fueron adelantando las líneas. Les faltó profundidad e intentarlo de cara a portería. Además, en la primera mitad Rubén tuvo dos intervenciones prodigiosas.

Planteamiento

Un Celta valiente que sigue sin encontrar premio

El Celta se mostró en Mestalla como un equipo valiente, que jugó bien con balón, vivió en campo contrario y fue inclinando el campo poco a poco. No se conformaban los celestes con el empate, pero eso acabó costándoles irse de vacío de Mestalla. Porque la puntería sigue siendo la gran asignatura pendiente de un equipo que es capaz de hacer muchas cosas bien, pero al que le sigue faltando lo que marca las diferencias en el fútbol.

Ocasiones

Suficientes oportunidades, pero ningún gol

La falta de gol en el Celta no es en absoluto consecuencia de la falta de ocasiones para adelantarse, sino que lo es de la falta de puntería y también de que la suerte da la espalda al equipo. Aspas dispuso de dos oportunidades muy claras, una de ellas de falta que despejó Parejo de cabeza cuando iba directa a portería. También el Toro Fernández, que no pudo aprovechar para reivindicarse aunque luchó, dispuso de dos opciones claras de haber adelantado a los celestes. A eso se sumó un centro-chut de Kevin y un disparo alto de Rafinha.

Gol en contra

Un desajuste letal

Nada más ejecutar García Junyent el cambio con el que dio entrada a Pione por Néstor legó el único gol del partido. Confesó el técnico que no daba por bueno el empate y de ahí que decidiera arriesgar, una apuesta ambiciosa que le acabó costando el partido. El Celta murió tratando de sacar algo positivo en Mestalla y también tuvo opciones para haber empatado. Pero la realidad es que acumula ocho jornadas sin ganar y el conjunto vigués sigue quemando balas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Valentía sin premio en Mestalla