La firmeza de Maxi le lleva al Valencia

El deseo del jugador, que siempre priorizó seguir en La Liga, le ha conducido al conjunto che


Vigo

A falta de confirmación oficial, el hasta ahora céltico Maxi Gómez será jugador del Valencia la próxima temporada. Se cumple así el deseo del futbolista, que siempre prefirió el club che al West Ham, y también el del Celta, que se comprometió a mantener en todo momento su acuerdo con el equipo que entrena Marcelino y que incluía el regreso de Santi Mina al Celta más la cesión de Jorge Sáenz y 14,5 millones. El nuevo contrato del uruguayo tendrá una duración de cinco años y mañana llegará a Valencia para pasar reconocimiento y firmar. Luego regresará a Uruguay para continuar sus vacaciones hasta el día 20.

Después de semanas de tira y afloja, ha prevalecido el deseo del delantero, que según fuentes muy cercanas a él, en ningún momento se dejó deslumbrar por las cifras que el West Ham ponía encima de la mesa y siempre se mantuvo en que quería jugar en el Valencia. «Maxi nunca quiso dejar España. Les pidió a sus agentes que hicieran lo imposible para que fuera al Valencia», apuntan. Y añaden que «la idea de jugar la Champions le encanta», algo que ha tenido mucho peso a la hora de mantenerse firme en su decisión.

Fuentes de la negociación explican que pese a la presión ejercida por el West Ham, siempre estuvo claro que la decisión final la iba a tomar el jugador y que así ha sido finalmente. Al margen de las cuestiones deportivas y de la ilusión que le hace a Maxi jugar en Champions, el hecho de tener familiares en España a los que visita cada vez que tiene ocasión también es otro factor que ha hecho que su idea fuera inamovible.

Por el contrario, según sus allegados, el factor económico nunca ha sido prioritario. «Sigue siendo una persona humilde, no toma el fútbol solo por dinero. Quiere estar cómodo y tranquilo en un club. Cuando podía estar en el verano europeo con muchos lujos, prefiere estar en su ciudad», apuntan.

Esas mismas fuentes confirman que Maxi ya ha tenido la oportunidad de hablar con Marcelino y también que en las últimas horas el Valencia urgió al jugador una respuesta definitiva. Le pidieron saber si su intención era fichar allí o no para, en caso negativo, buscar alternativas. Él nunca se movió de su postura: «Les confirmó que quería fichar con ellos».

La etapa de Maxi en el Celta llega así a su fin después de dos temporadas en las que consiguió ser el segundo máximo goleador del equipo solo por detrás de Iago Aspas. Pese a las dudas que generaba su fichaje, por una parte por proceder de una liga menor -llegaba desde Defensor, de la primera uruguaya- y también por su condición física en el momento de su fichaje, nada de esto fue obstáculo para que aprovechando la baja de Guidetti en aquella pretemporada de hace dos años, el charrúa se hiciera con un puesto en el equipo y se agarrara a él a base de goles (dos de una tacada para empezar en su debut, aunque el equipo de Unzué perdiera ese día).

Convertido en internacional absoluto uruguayo gracias también a su rendimiento en Vigo, Maxi da ahora un nuevo paso en su carrera. Lo hace después de haber rechazado también una suculenta oferta china a los pocos meses de llegar a España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La firmeza de Maxi le lleva al Valencia